Campaña nacional: “Hablemos del corazón de los niños”

0
9

Impulsada por la “Federación Argentina de Cardiología”, se realiza entre el pasado lunes 12 y el próximo martes 21 de agosto, la campaña nacional “Hablemos del corazón de los niños”, a través de la cual se pretende que “las familias y la escuela promuevan un cambio de hábitos para mejorar la alimentación y hacer actividad física”.

“Hablar del corazón de los chicos es hablar, sobre todo, de cómo se alimentan y se mantienen físicamente activos a través del juego, porque la dieta basada en comida chatarra y productos industrializados, junto con hábitos sedentarios están instalando los factores de riesgo que determinarán la salud cardiovascular de la población en el futuro”, advirtió Jorge Camilletti, presidente de la entidad.

La campaña, que lleva los hashtags #mueveteniño y #comericoysano y que puede seguirse también en la página www.corazonessaludables.com.ar, incluye una serie de mensajes para el cuidado de la salud. “La principal estrategia tiene que pasar por la motivación de los chicos, sobre todo para la actividad física y eso sólo se logra inculcando hábitos sencillos de fortalecimiento de su autoestima y su sentimiento de seguridad, que los haga soltar las tablets y los celulares y evitar el aislamiento”, enfatizaron desde la entidad.

La FAC recordó que el 44% de los casos de diabetes, el 23% de las cardiopatías isquémicas y buena parte del resto de las enfermedades no transmisibles, incluyendo algunos casos de cáncer, son atribuidos a los trastornos metabólicos causados por la obesidad y el sobrepeso, que en Argentina afecta a más del 60% de la población adulta y al 9,9% de niños y adolescentes, cifra que lamentablemente va en aumento. En solo 5 años, el sobrepeso infantil creció 16% y la obesidad 34%, según la Encuesta Mundial de Salud Escolar realizada por la Organización Panamericana de la Salud. “Por eso proponemos una campaña de lucha contra la obesidad con el propósito de cuidar nuestro corazón, instando a las familias a llevar una dieta saludable, abundante en fibras, vegetales, frutas, cereales y lácteos descremados, evitando productos procesados, altos en sodio y grasas saturadas y dejando de lado los azúcares simples refinados, como las harinas” afirmaron desde la Federación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here