Camioneros: Para Ludi es imposible cumplir con las exigencias sindicales

La semana pasada se levantó la carpa que había instalado un grupo de choferes de camiones pertenecientes a una firma local en el acceso a Tabossi. Luego apareció la pretensión de que las cooperativas de acopio de cereales sean las responsables de controlar si cada propietario de camión está al día con las cuotas sindicales de sus empleados y demás aportes.

Para explicar la problemática, Hermes Ludi, presidente de la Federación Entrerriana de Transporte Automotor de Cargas (FETAC), dialogó con FM Libertad 98.3 y El Observador. “La cuestión no quedó superada. Es un problema que viene sucediendo desde hace tiempo. El sindicato lo puso de relieve, primero en las grandes importadoras como Bünge, Nidera o Cargill, donde tenés que contar con los requisitos que pide el sindicato, sino no entrás a cargar en tales plantas. Se trata de la aplicación plena del Convenio Colectivo de Trabajo 4089, pero hoy para nuestro sector pagarlo es imposible, en función de los fletes que tenemos y con la continuidad de trabajo existente. Es una fantasía pagar eso. Así que el problema va a seguir, porque el sindicato está dispuesto a que su gente cobre lo que en ley está estipulado y nosotros no podemos pagarlo ni por ‘las tapas’. Pedimos la calificación por cada trabajo. No es lo mismo el 4089 en un viaje de Buenos Aires a Tucumán, porque hay empresas que facturan ese transporte entre $ 20.000 a $ 24.000, mientras que un viaje nuestro sale entre $ 4.800 y $ 5.000. El sindicato pretende cobrar lo mismo en ambos casos y eso es imposible. No solamente tuvimos aumento de combustible, sino también de todos los insumos, como cubiertas, vehículos, repuestos, etc. Con los problemas que hubo para vender el cereal, los fletes se han movido muy poco. Hay 2 cosechas de trigo paradas de las campañas anteriores y creo que también se va a perder la actual. El cereal está tirado en los silos y los camiones perdiendo tiempo de trabajo y con el futuro incierto. No se entiende que la misma persona diga que va a importar vehículos, pero que para ello debe exportar granos o aceite de maíz y de soja. Pero por otro lado, te lo está impidiendo. Hemos hecho viajes para llevar trigo a los feet lots, en vez de emplearlo para el consumo humano, es una verdadera locura y si llega a ocurrir lo mismo con el maíz, se vienen tiempos muy complicados. El mundo necesita de los alimentos y acá los dejamos echar a perder, es un pecado muy grande”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.