Camatí y su año en la UER: “Nos ganamos el respeto de los rivales”

Camatí de Viale tuvo una enorme temporada en el Torneo Provincial de la Unión Entrerriana de Rugby. Fue subcampeón de la Copa de Oro, quedando tan sólo a tres puntos de Espinillos, equipo que terminó celebrando el título. Restó coronar un 2019 sumamente positivo, con el anhelado campeonato.

En la primera fase, integró la Zona 1 donde superó a Echagüe de Paraná, Nogoyá RC y Cultural de Crespo, en todos los casos en ambos cotejos, tanto de local como visitante. Mientras que venció a Unión en Crespo, pero cayó en Viale y se impuso sobre Sirio Libanés de local y perdió en Nogoyá. Sumó 8 triunfos y apenas 2 derrotas.

En la Copa de Oro derrotó a Central Entrerriano (Gualeguaychú), Colón RC y a Echagüe, mientras que no pudo con Salto Grande y Espinillos de Concordia, equipo que terminó celebrando el campeonato.

Mauro De Angelis, capitán del elenco vialense, dialogó con El Observador repasando el año deportivo y pensando en el 2020.

– ¿Qué balance hace del funcionamiento de Camatí en el Torneo Provincial?

– El análisis es bueno, hace un par de años que viene siendo positivo en lo que respecta al juego. Por otra parte no quedamos satisfechos porque no se nos dio lo que queríamos. Entrenamos para salir campeones y no pudimos, nos quedó un gusto amargo en ese sentido.

-¿Cuál ha sido la virtud más fuerte y en qué notaron falencias?

– Pienso que uno de los aspectos salientes ha sido que por momentos ensamblamos el sistema de juego entre forward y backs y somos imparables. Tampoco nos damos por vencido, siempre peleamos hasta último momento. Las falencias pasaron por los pequeños detalles, tuvimos fallas en eso, por ejemplo en el control de pelota, en un “dos vs uno”…

– ¿Sienten que van ganando cierto respeto en la provincia por los resultados logrados?

– Sí, creo que nos ganamos el respeto de los rivales. Algo que se percibe mucho es que todos le quieren ganar a Camatí. Más allá que uno entra siempre a ganar, se siente que salen a dar todo contra nosotros.

– ¿Qué faltó para ser campeón?

– Se dice que “los árbitros siempre tienen la razón”. La verdad es que no pasa sólo por los jugadores y un buen entrenador para salir campeón. Ahí es cuando debemos luchar para que el rugby no se parezca al fútbol y conserve sus valores intactos.

– El hecho de tener convocatorias en la Selección de la UER, ¿es un premio merecido a lo realizado en la temporada?

– Tener cinco representantes en el seleccionado es un premio, totalmente. En primer lugar para Camatí y luego para cada convocado. Es el premio al esfuerzo de todo el año.

– ¿Resta algo en agenda para el equipo o para los jugadores seleccionados?

– A los del seleccionado nos queda el Hexagonal en Santa Fe. Y en Camatí resta cerrar el año con el Seven interno. Luego la idea es retomar en enero preparando el primer Seven de rugby y hockey de Arsenal, que se va realizar en el predio del club.

– Luego de tener un año con mucho protagonismo, ¿cuáles son los objetivos para el 2020?

– Apuntamos a agrandar las bases. La idea es sumar más gente y reclutar chicos alejados. Por la parte de los Juveniles, seguir intentando y trabajando para juntarlos. Las categorías chicas es un tema serio en el interior. Por lo pronto continuará el entrenador Marcelo Giménez, al menos no tenemos nada formal al caso contrario. La intención es siempre ganar cada partido y poder alcanzar el título. Los objetivos de Camatí, son claros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.