Calveyra: “El cierre de los prostíbulos es un eslabón que ayuda contra la prostitución”

0
0

CalveyraSilvina Calveyra, integrante de la “Fundación Red Alerta”, se mostró de acuerdo con la medida gubernamental de clausurar los prostíbulos en la provincia, al mencionar que “observamos como un avance la intención de cerrar estos lugares, porque creemos que es un eslabón que ayuda en esta lucha contra la prostitución, la explotación de mujeres, de niñas y la vulneración de derechos humanos y de otras cuestiones que vienen de la mano como el narcotráfico”. Aunque aclaró que el proyecto solamente “habla de trata de personas y de cerrar prostíbulos, pero no habla de las víctimas y de las cuestiones de inclusión como lo proponíamos desde Red Alerta. Son positivas las herramientas legales, pero si no hay una política integral de Estado, una decisión de la aplicación y trabajo en conjunto, es difícil seguir avanzando sobre el tema trata”.

La dirigente profundizó, afirmando que la medida “tiene un sentido prohibicionista. No es una ley que avance contra el flagelo de la trata de personas, sino que se limita a cerrar prostíbulos. Nosotros estamos de acuerdo en que se cierren estos lugares, porque constituyen un eslabón de las redes de trata, pero aspirábamos a un proyecto más amplio, que contemple también la inclusión social de las víctimas”. A esto agregó que al momento de pedir datos sobre quienes manejaban los prostíbulos, los mismos “no nos fueron brindados. Es importante saber quiénes son los que forman parte de la cadena de explotación hacia la mujer”. También aseguró que varios prostíbulos siguen funcionando, pero bajo otra figura comercial, o como en el caso de Paraná “donde alquilan departamentos para seguir ejerciendo la prostitución”.

Por último recordó, que creen que “ha habido un avance pero falta. Hay que hacer un trabajo para concientizar a las chicas que están en la calle, de que no es un trabajo, sino que están en una situación de vulnerabilidad y sumisión hacia el varón. No se puede hablar de trabajo. Aquí se ejerce violencia y explotación sexual hacia la mujer por parte del hombre. No existe ningún contrato laboral. Es un total abuso de género. Tampoco podemos decir que la mujer quiere ser autónoma en esta actividad, porque se aprecia que quienes están en la calle, cuentan con el “proxeneta” que las está controlando y hostigando. Es necesario conseguir un trabajo digno para estas mujeres y para ello es esencial una política integral por parte del Estado provincial. No alcanza solamente con cerrar los prostíbulos”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here