Buscan una solución para el tratamiento de miles de envases de agroquímicos

0
0

envasesEl uso de agroquímicos para controlar las plagas, permitió aumentar los niveles de producción, pero también genera problemas aún sin resolución, como por ejemplo, el destino final de los envases con dichas sustancias, que en el país totalizarían unas 13.000 toneladas (de plásticos). La semana pasada se realizó en Nogoyá, la cuarta reunión del Consejo Provincial de Ambiente (COPROAM), en la que precisamente, autoridades provinciales y municipales, debatieron sobre qué hacer con los envases vacíos fitosanitarios que quedan en los campos y acopiados en las ciudades.

El secretario de Ambiente de la provincia, Ing. Fernando Raffo, en diálogo con El Observador expresó que “es un problema grave, ya que el envase, se transforma en ‘residuo peligroso’. El principal riesgo es que puedan ser reutilizados para otros fines, como recipientes de alimentos por ejemplo. El tratamiento del mismo, representa un importante costo, que no está incluido cuando uno compra el producto. En el encuentro de Nogoyá, se presentó una empresa que tiene una máquina, a través de la cual se quema el plástico y en esa combustión, se generan gases y son reutilizados para generar combustible. Lo complicado es cómo juntar todos esos recipientes en determinados lugares, que podría ser un sitio municipal o las cooperativas que se dediquen a la actividad agropecuaria, para desde allí, trasladarlos a centros donde se le pueda dar el tratamiento adecuado. Es algo en lo que deberemos trabajar”.

Raffo explicó que en la actualidad, “hay empresas que se dedican a recolectarlos y lo van vendiendo a distintos acopiadores o plantas de tratamiento. En la provincia hubo plantas que estuvieron habilitadas para ese fin, pero también se generó un circuito informal y hay casos en que estos envases, han terminado depositados en vertederos de municipios. Lo importante es que la mayoría de los productores están concientizados de esta problemática y tratan de buscar una solución. Hay algunos que hacen malas prácticas en cuanto al destino de estos recipientes y otros que lo queman, que también significa un gran impacto al ambiente, por los gases que se producen. Una solución que también aparece entre las posibles a implementar, es que los mismos sean retornables. Hay que trabajar a este tema a nivel nacional, para obligar a las empresas, que son las que venden los productos, a que ayuden a encontrar una solución”.

En Nogoyá, como lo mencionó Raffo, representantes de la empresa Gaia HSE Ingeniería, dieron una charla para presentar una máquina que están elaborando que, a través de una serie de reacciones químicas, producirá combustible con residuos que no se pueden recuperar, como son las bolsas de nylon y otros que no se pueden comercializar. La idea de la firma “es fabricar gas oil agropecuario, llevar energía a lugares difíciles de acceder y limpiar el ambiente de bolsas y plásticos que hoy por hoy son enterrados. El proyecto atraviesa un período de prueba y el objetivo es armar un prototipo o planta móvil a pequeña escala, donde se muestre la factibilidad del mismo”, pero llevar este proyecto a dimensiones reales, demandará una inversión que ronda los $ 20.000.000, se detalló.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here