Buscan desarrollar el coriandro, una alternativa para la producción en E. Ríos

0
15

Ing. De Carli [1600x1200]El coriandro, originario del sur de Europa y norte de África, es una hierba perteneciente a la familia de las apiáceas. Básicamente existen 2 clases, el “marroquí”, para cosecha de granos y el tipo “ruso”, para la obtención del aceite, de escaso desarrollo en Argentina. El coriandro, junto con la manzanilla, es uno de los principales cultivos aromático de exportación que tiene nuestro país.

Sus frutos se usan como condimento para sazonar muchas comidas, desde ensaladas hasta carnes, pero también para embutidos. Sus hojas, de un fuerte olor característico, son usadas en sopas y ensaladas y los aceites vegetales obtenidos por presión o extracción, tienen especiales cualidades que los hacen adecuados como lubricantes en algunos procesos técnicos. El coriandro además, produce una cantidad considerable de néctar y por lo tanto, atrae a diferentes insectos para la polinización.

En Entre Ríos, se viene trabajando para poder desarrollar este cultivo, nuevo para los productores autóctonos, pero con posibilidades de buenos rindes, aunque con detalles a aceitar en materia de comercialización. Consultado por El Observador, el Ing. Ricardo De Carli (INTA Crespo) comentó que “es una alternativa para diversificar los cultivos de invierno (trigo-lino). La aptitud agroecológica que tenemos en nuestra provincia, es buena para la producción del coriandro, por lo que se pueden obtener interesantes resultados. No obstante, como todo cultivo nuevo, tiene sus particularidades”. En esa línea, el profesional consideró que “el ‘cuello de botella’ no es precisamente la producción, sino la comercialización. No es como los cultivos convencionales, como el trigo, maíz u otros, ya que el mercado del coriandro está restringido a 1 ó 2 compradores, por lo que es complejo establecer relaciones de ventas, estables y convenientes para el productor”.

– Hace algunos años hubo una fuerte campaña en Crespo, invitando a los productores a optar por este cultivo…

– Fue una iniciativa de La Agrícola Regional Coop. Ltda., con el objetivo de brindar una nueva herramienta a pequeños productores. En la zona de Crespo como en otras partes de la provincia, se puede sembrar sin problemas el coriandro. Tiene algunos puntos de manejo diferentes, pero el suelo y el clima entrerriano acompañan y son aptos para desarrollarlo. Lógicamente, el productor debe formarse y entrenarse para este cultivo y en especial, tener en cuenta el destino que le dará a la producción.

– La colza también tuvo su momento de auge en la provincia, pero el crecimiento se aplacó…

– Tienen el mismo problema, que es el sistema de comercialización, que no está desarrollado, desde el transporte, el acopio local, hasta la venta a puerto. No es lo mismo que los cultivos tradicionales, que se pueden “colocar” en cualquier lugar del país.

– ¿Cuáles son las perspectivas 2016 para el sector productivo entrerriano y nacional?

– La producción, como todo negocio, necesita rentabilidad y los cambios en la macroeconomía a nivel nacional, nos llevan a analizar que para el sector, han sido positivos. Por otra parte, la campaña de gruesa, desde el punto de vista productivo, también viene muy bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here