Buscan consolidar un circuito histórico autoguiado en Urdinarrain

0
15

El Área de Cultura y Turismo de la municipalidad de Urdinarrain está trabajando en la realización de un circuito histórico autoguiado, con el objetivo de consolidarlo como un nuevo producto turístico que complemente la propuesta del Museo Histórico de la ciudad. “La idea es que quien visite Urdinarrain, pueda realizar este circuito en su propio vehículo o caminando y a través de la cartelería, informarse sobre los lugares de interés histórico más representativos de Urdinarrain”, señaló Andrea Espósito, responsable del área. Además de los carteles, el turista podrá solicitar un folleto con un plano y el detalle del recorrido, que se encuentra disponible en el Complejo La Estación. En una primera etapa, los lugares y edificios históricos señalizados y promocionados son:

Escuela Nº 62 “Bernardino Rivadavia”: su actividad comienza en 1892; al frente de la misma estaba Doña María Etcheverry de Etcheluz, quien sostenía un método pedagógico, quizá demasiado riguroso ahora, pero no para la época, con el que afirmaba, no se salía de allí sin saber leer ni escribir.

Club Progreso: cumplió una importante función en la vida social, cultural y educativa de la ciudad. El edificio, construido en un terreno donado por Caffarena, data de 1931 y fue construido por Q. Martínez. La particular arquitectura que tiene está emparentada con el estilo neoclásico. El presente encuentra al Club Progreso como lugar de acontecimientos sociales.

Complejo La Estación: Urdinarrain nace con el paso del primer tren, el 23 de septiembre de 1890. En esa época , era costumbre el paseo en la estación y los antepasados lo recuerdan como un verdadero lugar de encuentro social. Hubo 2 primitivas villas, que se llamaron Mitre y Florida, sobre ambas márgenes de las vías, para luego fusionarse en Villa Echagüe. Finalmente se denominó con el nombre que llevaba la estación del ferrocarril: Urdinarrain. El predio del Complejo en sus 7 hectáreas comprende: la vieja estación reciclada, la sede del Museo Histórico Regional; Pista de la Salud; predio temático de Educación Vial; juegos infantiles- Parque Paseo San Martín y Museo Regional Agrícola.

Museo Histórico Regional: la construcción de arquitectura inglesa, data de 1890. En septiembre de 1990, con motivo del centenario, un grupo de vecinos decidieron recuperar la historia de la ciudad y su gente, reuniendo elementos que reflejaran las raíces de la ciudad. Hoy el museo cuenta con 8 salas de exposición y un galpón reacondicionado. Entre los objetos más destacados se encuentra la guitarra de Don Atahualpa Yupanqui y el acta de nacimiento en Urdinarrain, de su hija Alma Alicia; pertenencias de Tilda Thamar, actriz de trayectoria internacional; una biblioteca de 1800 que perteneció al diario La Nación, de Rosario; diversos elementos usados en la tarea ferroviaria; un carro fúnebre de 1923 y diferentes objetos traídos por los inmigrantes que se afincaron en estas tierras.

Museo Agrícola Regional: inaugurado el 8 de septiembre de 1990, que reúne maquinarias agrícolas usadas por nuestros antepasados. Entre los elementos más destacados se cuenta con una trilladora y motor a vapor CASE, que data de fines del siglo XIX. Sólo se conocen dos equipos de esta marca en el país.

Ex Casa Morena: Don Juan Morena construyó en 1893 una hermosa residencia de amplio frente, con un muy cuidado jardín. La misma fue remodelada en 1928; Morena, con un socio, abrió un negocio de ramos generales, que incluía una panadería sobre calle Patriarca y una carnicería sobre Sarmiento. Estos anexos luego tomaron vuelo propio. En la esquina, un surtidor de nafta abastecía a la población. En 1952, albergó una tradicional bicicletería y venta de repuestos. Esta casa pionera sigue en manos de la familia Morena y desde fines de 2010, es sede del Registro Civil.

Ex Farmacia Cadirola: data de fines de siglo XIX. En este edificio funcionó la policía, una cárcel, el Juzgado de Paz y el Registro Civil. Procedentes de Vignazolo, cerca de Milán (Italia), llegaron a Urdinarrain Don José y su hijo Gerónimo Cadirola, quien era farmacéutico. Además de escribir dos libros, fueron permanente fuente de consulta de los habitué en los claustros de medicina. La farmacia se llamaba “San Antonio”, estaba iluminada con gas de carburo y junto al cartel indicador, estaba el de “Apoteken”, para mejor ubicación de los habitantes de habla alemana.

Ex Casa Goldaracena Hnos: fue una de las primeras y más importantes casas comerciales del siglo XIX. Los carros playeros que se acercaban con el resultado de la cosecha a los depósitos del FFCC, generaban un movimiento humano que fue aprovechado para la implantación de los primeros negocios. Casa Goldaracena se dedicaba a la comercialización de frutos del país, compra de hacienda, venta de motores y trilladoras y agente de compañías aseguradoras.

Cine Teatro “9 de Julio”: data de principios de siglo XX. En 1953, Antonio Ingrassia compró la sala y abrió con las risas que despertaba Charles Chaplin. Poco a poco, este inmigrante italiano fue cambiando la fachada original, las máquinas de proyección, ampliando el escenario, la pantalla y adquiriendo nuevas butacas. Hoy este edificio, guarda una rica historia de proyección de películas, puesta en escena de espectáculos y obras teatrales.

Ex Clínica Kreymborg: El 28 de julio de 1955 se conformó, junto con los doctores Roig y Patt, Carlos R. Silva, estudiante de medicina y los hermanos Adolfo, Arturo y Berta Kreymborg. Dicha institución funcionó tres años, para continuar sólo con la parte de maternidad. Estefanía G. de Kreymborg atendió más de 2000 partos a lo largo de su carrera. De esta manera la finca de los Kreymborg posibilitó el cuidado de la salud y el nacimiento de muchos urdinarraenses.

Hospital “Gral. Manuel Belgrano”: un grupo de entusiastas mujeres constituyeron el 28 de septiembre de 1907, la Sociedad de Damas de Beneficencia, entidad que gravitaría en la fundación del hospital. El terreno actual fue adquirido por la Sociedad a Nicomedes Reynal y sobre el mismo se realizaron las primeras kermeses para financiar el proyecto. El Dr. Ricardo Roig fue el primer director y prestaba servicios profesionales en forma gratuita. En este nosocomio nació Roberto “Polaco” Goyeneche el 29 de enero de 1926. En un tren que debió detenerse ante desperfectos, que se dirigía desde el norte argentino hacia Bs. As., su madre María Elena, fue internada en el hospital local y fue asistida en el parto por la enfermera Santiaga Bondioni de Boero, que fue quien trajo al mundo al “Polaco”.

Bar “No Tengo”: conserva las características de la pulpería, que hasta inicios del siglo XX era el establecimiento comercial típico. Proveía todo lo que entonces era indispensable para la vida cotidiana y era el centro social de las clases humildes y medias de la población. Allí se filmaron escenas de la película “El último verano de la Boyita”, dirigido por Julia Solomonoff y producida por Oscar Salvia.

Ex Juzgado de Paz y Registro Civil: en Urdinarrain, estas reparticiones fueron oficialmente creadas el 22 de junio de 1898. El 18 de julio jura el primer Juez de Paz, Lucas Echazarreta y las primeras actas relacionadas con el estado civil de las personas fueron emitidas en octubre de 1899. En 1904 ambas oficinas, que hasta el momento dependían de las municipalidades departamentales, pasaron a ser provinciales, medida que favoreció en forma considerable su funcionamiento. En 1953, las reparticiones pasaron a funcionar en un local sito en la esquina de Centenario y Podestá. Cinco años más tarde, por medio de un decreto se separaron ambos cargos.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here