Bovril: Avanzan a buen ritmo las obras en la Escuela Secundaria y Superior Nº 7

0
4

La directora de la Escuela Secundaria Nº 7 “José Manuel Estrada” de Bovril, Zulma Arrieta, contó a El Observador, sobre las actividades educativas que realizan y de las cuatro carreras que se dictan en la institución en el Nivel Superior.

En este sentido explicó la directiva que entre los dos niveles la matrícula alcanza los 850 alumnos y 85 docentes incluidos los que están a cargo de los Profesorados de Nivel Inicial, de Primaria, de Tecnología y se incluye además el Profesorado de Educación Especial, mientras que la orientación del secundario es sobre Ciencias Naturales y Administración.

“En esta última modalidad estamos trabajando con el equipo directivo, profesores y padres a través de un propuesta de investigación para abordar entre otras problemáticas, la deserción escolar, el bajo rendimiento y el desinterés de los chicos por la educación. Apuntamos con proyectos en conjunto a la calidad escolar y a realizar un seguimiento en el aprendizaje de los alumnos” indicó Arrieta, quien está realizando un post grado en Buenos Aires sobre educación e implementación de nuevas tecnologías con profesores del país. Al respecto dijo que “con la incorporación de este sistema, no solamente en el nivel superior sino en el secundario, se pueden revertir estas situaciones y el chico aprende mejor, por ejemplo, con la computadora (netbook) que con el dictado de la clase tradicional. Utilizar las herramientas que ofrece la tecnología los ayuda al desenvolvimiento tanto en la parte de expresión oral como en la escrita y lo estamos notando en el trabajo de estos últimos tiempos”. Cabe señalar que también desde la entidad llevan a cabo un proyecto común para tratar la disciplina de los estudiantes y junto a los asesores pedagógicos y progenitores, solucionar los conflictos que se van presentando de la mejor manera posible.

La directora señaló que “el año pasado se dictaron diferentes talleres, entre ellos, de violencia, de educación sexual pero en este ciclo aún no los pudimos concretar porque nos vemos imposibilitados por la obra que se está ejecutando en nuestro edificio, que administra la Cooperadora y que tiene una inversión de más de medio millón de pesos. Es un establecimiento que se construyó en 1983 y quedaron algunos trabajos inconclusos, por eso se están refaccionando paredes, arreglando el laboratorio, entre otras restauraciones, así que estimativamente para octubre estaría terminada la obra”.

Haciendo referencia a lo institucional en el nivel medio, la directiva dijo que “los chicos están haciendo pasantías y también un trabajo socio comunitario, donde recorren jardines maternales, de infantes, comedores escolares y les entregan ropa, golosinas, juegos. Los estudiantes del ciclo superior hacen sus prácticas participando en eventos de la comunidad, como el Día del Niño que compartieron una jornada con los niños del pueblo”.

Es de destacar que para la nueva edición de la Fiesta del Gurí que se concretará en noviembre próximo, los alumnos de este Complejo Educativo, participarán en la apertura del festival que congrega a diferentes delegaciones de chicos de toda la provincia.

 

Los estudiantes organizados

Julián Franco, alumno de la Escuela Secundaria y Superior N° 7 “José Manuel Estrada” en el período 2006-2011; presidente del Centro de Estudiantes 2009-2010; secretario de Escuela y Material de Estudio 2010-2011 y Sec. de Difusión y Relaciones Públicas en 2011, comentó las gestiones que llevaron a cabo para que la institución cuente con la obra que se está concretando en estos momentos.

“Luego de un año de solicitar a la Dirección Departamental, la visita de autoridades y personal de infraestructura para que vean las instalaciones del edificio escolar, que preocupaba a todo el personal del establecimiento educativo, a fines de 2010 los estudiantes en Asamblea decidimos armar una agenda de actividades, que contenía desde reuniones con padres y docentes y finalizaba con jornadas de protestas. Los estudiantes organizados y participando activamente en la búsqueda de un objetivo común logramos que, en no más de una semana de haber dado a conocer públicamente el calendario de actividades, se sentaran en el aula del Centro de Estudiantes a dialogar con la Comisión Directiva autoridades departamentales. Si bien en un primer momento los estudiantes no tuvimos demasiado apoyo por parte de los demás miembros de la comunidad educativa, en poco tiempo ello dejó de ser así. Al haber confirmado el gobierno que iba a dar respuestas al pedido de los estudiantes, se conformó una mesa de cooperación integrada por representantes de los docentes, del Centro de Estudiantes, de la cooperadora, del Ejecutivo Municipal y el cuerpo directivo de la escuela. El espacio funcionaba periódicamente y con predisposición de todos sus miembros, pero motivos de tipo burocrático dieron a entender más de una vez que no era viable la aprobación de la obra. Luego de que se destrabaron algunos asuntos de índole administrativos nos llegó la noticia, a fines de junio de 2011, de que el ministro de Gobierno quería reunirse con los miembros de la Cooperadora y del Centro de Estudiantes para hacer la entrega del primer cheque. En un acto realizado en el despacho del funcionario, con la presencia del anterior presidente municipal de Bovril y de la rectora, se llevó a cabo dicho acto. La euforia duró poco, puesto que la cooperadora se encontró con nuevos problemas, ahora relacionados al depósito del cheque recibido. Recién a fines del ciclo lectivo del mismo año se logra depositar el cheque, lo que posibilitó que se pudiese comenzar con las refacciones durante las vacaciones de verano. A pesar de que la obra aún no está finalizada, se puede decir que lo más dificultoso ya pasó. Aquella idea de una escuela con mejores condiciones, tan criticada en un primer momento y apoyada posteriormente, ahora es un hecho celebrado por todos”.

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here