Borgo (Citrus): “SENASA nos obliga a realizar controles químicos y en la provincia se prohíben las aplicaciones. Estamos en el medio sin saber qué hacer”

0
60

Desde la Federación del Citrus de Entre Ríos, se estimó que un 40% de los establecimientos citrícolas de la provincia se ven afectados por el fallo judicial que prohíbe las aplicaciones de fitosanitarios a menos de 1.000 metros, por vía terrestre de escuelas rurales y a 3.000 (por aire). Referentes del sector, consultados por El Observador, aseguraron que sin esos controles químicos, la actividad no se puede llevar adelante, por lo que “corren riesgo numerosas quintas y cientos de puestos de empleo”.

Fernando Borgo, productor y dirigente de dicha institución, sostuvo que “no nos pueden cambiar las reglas del juego de un día para el otro. Hemos pedido informes a Salud para que nos den estadísticas de cuántas intoxicaciones hubo en los sectores productivos y pudimos comprobar que en general, no hubo problemas en ese sentido en la zona, por lo que no hay forma de que pueda sustentarse semejante cambio de sistema. Nos deja literalmente sin poder producir, porque ni siquiera se contempla la producción orgánica. Creemos que es una medida con un discurso demagógico”.

Borgo resaltó que “tenemos una ley nacional de control de HLB (devastadora enfermedad que afecta al citrus), por lo que el SENASA nos obliga a hacer control químico y a hacer intervenciones en las quintas, mediante plaguicidas para controlar el insecto vector de dicha enfermedad y por otro lado tenemos en la provincia un fallo que se contrapone, dónde nos obligan a no hacer pulverizaciones. Estamos en el medio sin saber qué hacer, tienen que definirse y con coherencia a la hora de plantearse las normas” explicó el dirigente en diálogo con Jésica Roth en “Diario 6” de Canal 6 ERTV.

Sobre el presente del sector, el citricultor expresó que “no escapamos a la realidad de la mayoría de las actividades, que no consiguen retomar un cauce y se pueda tener un horizonte de rentabilidad y programar un trabajo a futuro. Hace 8 años que el sector viene con estos problemas. En su momento estábamos muy complicados, con un dólar atrasado que no nos permitía ser competitivos a la hora de la exportación. Hoy en día han mejorado algunas de esas variables, que por ahí ayudan a levantar el teléfono en cuanto a la búsqueda de negocios, pero se han complicado otras, como la cuestión energética, la impositiva, que hacen que no tengamos rentabilidad”.

“Por otra parte, el 70% del citrus se comercializa en el mercado interno y en ese aspecto, venimos con una demanda retraída en los últimos 2 años y que en este particularmente, eso se ha acentuado. La industria de jugos no ha podido vender el producto como se esperaba y tienen las cámaras llenas. A nivel mundial, los precios del jugo, han bajado un 20%, eso hace que no puedan vender y que no le puedan pagar a los productores que en su momento llevaron la fruta a la industria”.

– ¿Cuánto recibe el productor?

– En algunos casos se está pagando menos de $2 el kilo y para producir, un reciente estudio del INTA revela que se necesitan $ 6 para ese mismo kilo. Hace muchos años que venimos trabajando a pérdida. Tenemos más del 70% de la producción citrícola con plantas viejas, por lo que vamos perdiendo capacidad de producción y eso nos va quitando posibilidades de rentabilidad. Hoy, hay muchas quintas que se están abandonando…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here