Bordet y Darrichón analizaron la ejecución de nuevas obras

0
5

En el Centro Provincial de Convenciones (CPC) de la capital entrerriana, el gobernador Gustavo Bordet mantuvo una reunión de trabajo con el diputado e intendente electo de Diamante Juan Carlos Darrichón, donde abordaron diferentes temáticas.

Entre ellas, ambos funcionarios dialogaron sobre obras de importancia para la ciudad, como las vinculadas a la consolidación de la barranca y la realización del Festival de Jineteada y Folklore.

Al término del encuentro, el legislador señaló que “fue una interesante reunión de trabajo para definir algunas cuestiones que tienen que ver con lo que será nuestra gestión. Tratamos temas que vamos a tener que abordar apenas asumamos, como el Festival de Jineteada y Folclore, que es muy importante para los diamantinos y uno de los principales de la provincia, con el que se abre el calendario de fiestas y al respecto el gobernador se comprometió a darnos una mano con lo que tiene que ver con la organización. También hablamos de la necesidad de que el año que viene cuando se esté licitando o renegociando lo que tiene que ver con hidrovía, que nuestro puerto sea incorporado dentro de lo que es hidrovías para garantizar el dragado permanente a lo que es el acceso”.

En este sentido, Darrichón dijo que “el gobernador lo ha visto también como estratégico y es algo que inclusive ya el fiscal de Estado ha planteado que es una necesidad que tiene la provincia de poder definir las obras que considera importante para el desarrollo económico y que tienen que ver con la ciudad”.

Otro tema tratado fue el perfil que se le quiere dar al Parque Industrial, señalando que “vamos a apuntarle a lo que tiene que ver con la tecnología, que es algo que en la provincia no hay y que lo más parecido que hemos visto está en Canelones, República Oriental del Uruguay”.  Agregó que su ciudad cuenta con un Centro de Investigación Científica y Transferencia Tecnológica “que para nosotros es importante y vamos a trabajar en ese sentido”.

La consolidación de las barrancas también ocupó la atención de las autoridades y se habló sobre los estudios encarados en ese sentido, con financiamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI). A ello Darrichón acotó que “uno de los problemas que hoy tiene Diamante es la pérdida de agua de la cañería, que ya tiene cerca de 70 años y está obsoleta. Casi se pierde el 50% de lo que se elabora de agua y queda en las napas y eso también contribuye al deslizamiento, por lo que parte de la solución sería también el recambio de cañerías”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here