Bordet se reunió con los obispos de Paraná, Concordia y Gualeguaychú

IglesiaEl gobernador Gustavo Bordet compartió con los obispos de Paraná, Juan Alberto Puíggari; de Concordia, Luis Armando Collazuol, y de Gualeguaychú, Jorge Eduardo Lozano la preocupación de la Iglesia por las adicciones y la contención de los sectores más vulnerables. “La iglesia quiere siempre, por medio de Cáritas y de sus redes, ayudar”, dijeron los prelados.

 

Lozano comentó que “fue una reunión muy cordial, muy buena. De parte nuestra queríamos tener un encuentro los tres obispos con el gobernador y hoy se concretó… Los encuentros siempre son positivos y además se dio en un clima de cordialidad, a agenda abierta. No trajimos ninguna preocupación puntual, ni el gobernador nos convocó para alguna situación en concreto”, aclaró.

 

Por su parte, Puiggari señaló que el objetivo “fue conocernos y familiarizar los problemas en los que de alguna manera podemos colaborar y nos preocupan a todos”. “Hablamos sobre la educación en general y de la preocupación por tratar de hacer contención para los más pobres. La iglesia quiere siempre, por medio de Cáritas y de sus redes, ayudar”, señaló.

 

“Hay dos grandes problemas en Entre Ríos y el país. Uno de ellos es el tema de la droga, donde hay muchos chicos, sobre todo más pobres, que no tienen ninguna posibilidad de conseguir ayuda en este campo. Entonces estamos queriendo las tres diócesis, a través de las redes de contención, abrir casas para poder recibir a los chicos que sufren este terrible flagelo. Y por otro lado, a través de Cáritas, estar siempre atentos en el servicio que brinda esta institución silenciosamente, pero todos los días del año”, dijo Puiggari.

 

En tanto, Collazuol manifestó que «hay iniciativas desde el ámbito provincial, consistentes en centros de atención de día: uno en Concordia y otro en Colón, y desde la iglesia tenemos un centro, llamado Juan XXIII, que trabaja con cuatro etapas que los jóvenes van recorriendo. Es un centro de comunidad de vida, de recuperación, que está funcionando con muy buenos frutos. Ya hay jóvenes que están en la reinserción laboral, que es la última etapa del proceso. Gracias a Dios esto está funcionando y en diversas parroquias tenemos lo que se llama los ambulatorios que son previos a la internación y donde se procura hacer un trabajo conjunto no sólo con el adicto sino con la familia”.

 

La educación también fue otro de los temas abordados en el encuentro. «Hemos hablado sobre ese tema porque es una preocupación común», dijo el obispo concordiense y agregó que «es muy importante que las escuelas puedan tener su identidad propia, vivir su ideario y esto facilitado también desde el sistema educativo, los programas, etc».

 

Con respecto a personas en situación de calle, el obispo de Gualeguaychú afirmó que en esa ciudad hay «poca» cantidad. «Hay algunos recursos del municipio que tiene programas de alojamiento para algunas personas que están en situación de calle y sobre todo lo que se da de manera más extendida son algunos asentamientos para los cuales se busca soluciones habitacionales», añadió finalmente Lozano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.