Bordet: “El agua dulce va a ser el bien más preciado en las décadas por venir”

0
26

El gobernador se refirió a diversas políticas ambientales que desarrolla el gobierno. Destacó la consolidación de Área de Reservas Naturales Protegidas, aportando la mirada ambiental en mesas de gestión intersectoriales.

El fortalecimiento a los cuerpos de bomberos voluntarios de la provincia, el trabajo articulado con más de 40 municipios y juntas de gobierno entrerrianos, líneas de financiamiento para iniciativas y mejoras ambientales, una estrategia provincial de adaptación al cambio climático, capacitaciones y asesoramiento técnico continuo son otros de los ejes principales de la gestión ambiental entrerriana.

“Entre Ríos es una provincia que tiene un ecosistema muy diverso, ha sido bendecida por la naturaleza y es nuestro deber cuidar los recursos naturales, trabajar sostenidamente desde el lugar de las responsabilidades que nos tocan, teniendo en cuenta que las acciones que emprendamos ahora van a tener impacto sobre las generaciones futuras”, afirmó el gobernador Gustavo Bordet.

Y agregó: “Debemos ser responsables por ello en todos los niveles, de gobierno, de la sociedad civil, de producción, por lo que tenemos que articular un trabajo conjunto y encontrar los puntos de equilibrio necesarios para poder avanzar en un ambiente sostenible en el tiempo. Entre Ríos está situada sobre el Acuífero Guaraní, que es uno de los más importantes del mundo, y no tengo ninguna duda de que el agua dulce va a ser el bien más preciado en las décadas por venir”, subrayó.

Ordenamiento de la producción

El organismo lleva adelante un proceso continuo de ordenamiento ambiental de la producción primaria e industrial, avanzando en el acompañamiento técnico a las empresas, formalizando planes de trabajo, con el fin de asegurar el desarrollo productivo y la preservación de nuestros recursos naturales.

Durante 2018 y lo que va de 2019 se otorgaron 673 certificados de radicación, funcionamiento y aptitud ambiental, es decir un 62 por ciento más que en igual período previo.

Los números que más aportan al incremento mencionado son los correspondientes al sector avícola, representando un 75 por ciento del total de certificaciones emitidas.

Contar con esa certificación implica, según la actividad, en algunos casos exportar, en otros incrementar la producción e incluso hacerlo con el menor impacto sobre el ambiente.

El secretario de Ambiente, Martín Barbieri destacó que “en estos 14 meses de gestión al frente del organismo hemos logrado un importante crecimiento en la emisión de certificados, producto del trabajo mancomunado entre el sector público y privado”. Y añadió que “si bien queda mucho trabajo por delante, sin dudas, estamos en el camino correcto hacia el ordenamiento ambiental del sector primario e industrial”.

Según el plan de trabajo acordado con cada empresa o industria, la provincia realiza un monitoreo según los plazos estipulados en las resoluciones y se realizan las visitas programadas. De esa forma se acompaña desde el Estado provincial el plan que la Secretaría de Ambiente ha iniciado.

En lo que respecta al sector avícola, Barbieri expresó: “Es una señal clara hacia el sector de que estamos trabajando en conjunto para agilizar el proceso de certificación en materia ambiental que, en muchos casos, es indispensable para exportar pollos entrerrianos”.

El funcionario destacó que “la avicultura es hoy una de las cadenas productivas más desarrolladas que tiene la provincia, hay más de 3000 granjas, y resulta imprescindible ordenar los trámites ambientales para completar el proceso”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here