Boca necesita 90 días para dejar en condiciones a la Bombonera

cancha boca inundadaPasaron casi cuatro años y medio desde aquella tarde en la que el entonces todopoderoso Juan Román Riquelme se fastidiaba porque el balón no rodaba. Sus gestos ampulosos y los brazos en jarra fueron suficientes para que a los 10 minutos de juego Héctor Baldassi suspendiera el partido (se completó a los cuatro días y el xenieze se impuso 2-0).

Aquel 21 de marzo de 2010, Boca recibía en su estadio, por el torneo Clausura, a River, y el campo de juego estaba colapsado por el agua que caía con bravura sobre la ciudad de Buenos Aires. En aquella ocasión, como ayer, el sistema drenaje se transformaba en el protagonista de la tarde. Ayer, como en aquella tarde, se vio a personal de maestranza del club de la Ribera utilizar secadores para retirar el agua de una Bombonera completamente inundada.

Boca está en deuda con el estado de su campo de juego en los días de lluvia. Y en este contexto es imprescindible que realice un extenso trabajo en su estadio. No en la zona de tribunas, claro, sino debajo del césped. Así lo reconoció Carlos Aguas, el secretario general xeneize. «Sabemos que desde hace un tiempo debemos cumplir con el sistema de riego y drenaje de la Bombonera. No nos causa ninguna gracia que se haya suspendido el partido con Racing. Queríamos terminar el partido, ganar, llegar a los 12 puntos y meterle presión a River, que está en la punta».

La situación no es sencilla. Se intentó, en otro momento, llevar a cabo la tarea, pero eso implicaba levantar todo el césped del estadio y pasar un buen tiempo sin poder jugar en la Boca. «Al fin del campeonato tenemos previsto realizar un trabajo con el drenaje del estadio. Es algo pendiente que no podíamos comenzar para este torneo, ya que las tareas insumen no menos de 90 días. Si lo hacíamos para este torneo, Boca prácticamente no iba a poder jugar de local en su estadio y es una ventaja que no podemos dar», explicó el dirigente.

El mal estado de la Bombonera también se refleja en el hecho de que la lluvia no fue tan intensa en las horas previas al partido. Desde las 21 de anteanoche hasta las 9 de ayer cayeron 28mm de agua, mientras que en las 12 horas siguientes, es decir hasta las 21 de anoche, se registraron 17,8mm de lluvias en Buenos Aires, según el Servicio Meteorológico Nacional.

«Nosotros ya hablamos con ingenieros y con arquitectos para poder hacer las obras en la Bombonera. Nos dijeron que no es un trabajo sencillo. La ubicación de la Bombonera, cerca del Riachuelo, merece un trabajo muy específico y que, para hacerlo bien, necesita que se cierre el estadio, al menos durante tres meses. Buscaremos en la Capital Federal una cancha para poder jugar de local», explicó Aguas en el programa Boca de Selección.

Lo curioso del caso es que una cancha de primera división, en este caso la de Boca, no pudo soportar una lluvia continua pero muy lejos de ser torrencial, mientras que Lanús vs. Banfield se desarrolló con normalidad. Además, de los cinco partidos del ascenso, sólo uno no se disputó: por la primera C no jugaron Defensores Unidos de Zárate y Berazategui. Sin embargo, el partido entre Barracas Central y Platense, que se jugó a las 14.30 de ayer, se disputó como estaba previsto y ganó el local por 1-0.

Cancha Llena