Boca Juniors se quedó con el primer súper y cortó la racha

0
2

o_1422165385El muletto de Boca Juniors le ganó a los titulares de River 1 a 0 y asó cortó una racha negativa en los Superclásicos que abarcó los ocho enfrentamientos de 2014. 
En el Estadio José María Minella, en Mar del Plata, y por la “Copa Julio Humberto Grondona”, con un gol del juvenil Franco Cristaldo, a los 18 minutos del primer tiempo, Boca se quedó en forma merecida con el duelo bautismal en 2015 entre los dos gigantes del fútbol argentino, que tuvo como testigo a ambas parcialidades en las gradas. En la escena decisiva, Cristaldo definió desde una posición frontal abajo y a la derecha de Marcelo Barovero, tras una importante maniobra colectiva, aunque hubo una posición adelantada de Federico Carrizo que no fue sancionada. 
Boca se vio obligado a realizar un cambio ya a los 41 minutos del primer período, ya que salió lesionado (con probable fractura) en el quinto metatarsiano del pie izquierdo Cristian Pavón, consecuencia de una infracción de Lionel Vangioni. Lo reemplazó Guido Vadalá. 
En ese primer capítulo también resultó con un corte en el arco superciliar izquierdo el defensor Xeneize Guillermo Burdisso, debido a que recibió un codazo del Gabriel Mercado, que bien le pudo haber costado un penal a los Millonarios. 
El cotejo tuvo tres expulsados, todos en el segundo segmento. Los dos primeros en ver la tarjera roja, por reiteración de faltas y acumulación de amarillas, fueron Adrián Cubas, a los 14 minutos, en el ganador y Vangioni y Jonatan Maidana en el perdedor. 
EL PARTIDO. Boca jugó un gran primer episodio, fue superior a River en todos los espacios del campo, le salió a achicar el medio con gran colaboración de los delanteros y los laterales. Así y todo, sólo logró conseguir una sola jugada clara que terminó en el gol de Cristaldo. 
El chileno José Fuenzalida encaró por la derecha y dentro del área tiró el centro pasado y Pablo Pérez, en una gran maniobra individual, habilitó a Cristaldo, quien definió al palo derecho de Barovero que no llegó. La posición incorrecta de Carrizo se dio cuando intervino para asistir a Pérez, quien fue el futbolista más destacado de la noche marplatense. 
River sólo reaccionó con un jugada seguida al gol de Boca con un centro de Vangioni que el colombiano Teófilo Gutiérrez no logró resolver. 
Cubas en el capítulo inicial fue fundamental porque se impuso con claridad en el duelo en la mitad de la cancha ante Matías Kranevitter y cumplió la función de termómetro para los dirigidos por Rodolfo Arruabarrena. 
En el final del primer período, River apretó con un par de centros que no llevaron peligro para el arco correctamente defendido por el debutante Guillermo Sara, quien se sumó procedente del Real Betis. 
En la segunda parte, a los siete minutos, hubo una conquista anulada al uruguayo Rodrigo Mora por posición adelantada, tras un tiro libre lanzado por el especialista Leonardo Pisculichi de zurda y desde la derecha. 
En esa segunda etapa el juego siguió siendo muy friccionado y por eso hubo tantas expulsiones. 
De todos modos, Boca mantuvo la situación bajo control ante un desconocido e impotente River.