Bel: “La vacunación es la herramienta más eficiente para controlar la aftosa”

0
0

BelEstá en marcha en nuestra provincia, una nueva campaña de vacunación contra la fiebre aftosa, con el objetivo de vacunar unas 4.400.000 cabezas de ganado. En el operativo además, unas 130.000 terneras recibirán la correspondiente dosis por la brucelosis. El presidente de la FUCOFA (Fundación para Lucha contra la Fiebre Aftosa) y dirigente de la Federación Agraria, Alfredo Bel, en diálogo con “Diario 6”, que Gustavo Pusineri conduce por Canal 6 ERTV, recordó que “hay 2 períodos de vacunación, en marzo-abril y en noviembre-diciembre. En esta ocasión, estaríamos vacunando el total de rodeo y en el primer cuatrimestre de 2015, se dará la segunda dosis, que es obligatoria para poder movilizar la comercialización de los terneros. Tengo que destacar la enorme colaboración de los dirigentes de instituciones y de los productores, que han tomado estas campañas de vacunación como una cuestión natural y normal. Después del 2001, de la reaparición de la aftosa, en Entre Ríos hace más de 10 años que no tenemos esta enfermedad y ese es un logro fundamentalmente del productor ganadero”.

– Se habla en algunos ámbitos de volver a no vacunar, lo que generó posiciones encontradas…

– Se conversó este año en un encuentro que se hizo en Córdoba, pero está más que claro que la vacunación, es la herramienta más eficiente para controlar la aftosa y mantener el rodeo libre de esta enfermedad. Cualquier otra medida que se quisiera implementar, sería más caro que la vacunación…

– ¿Cómo ven desde FUCOFA, la situación actual de la ganadería?

– Nosotros vemos que el productor está entusiasmado con los valores y que ha tratado de mantener a rajatabla a sus animales… La posibilidad de tener un rodeo, hace que sea un ingreso más y el productor mixto, trata de tener una ecuación económica que no esté atada a un solo producto. Hay que recuperar el terreno perdido. Llegamos a tener 60 millones de cabezas y hoy no llegamos a 52.000.000, la industria frigorífica no está trabajando a pleno y tiene dificultades, porque no se está exportando.

– ¿Es lo que le está faltando al sector ganadero?

– Argentina siempre ha exportado entre un 20% y 25% de su producción y ahora estamos en solamente un 6%. Ese incremento va a generar una mayor ocupación en los frigoríficos, posibilitará una mayor competencia entre el mercado interno y la exportación y sin dudas el productor va a tener un valor de su producción que le va a permitir tener rentabilidad y aumentar la cantidad de animales y con ello, se completa el circuito virtuoso que tiene la ganadería. Argentina tiene una capacidad para faenar 20 millones de cabezas por año y estamos faenando 13 millones. Tenemos que ir ocupando esos espacios para que los sectores puedan mejorar su rentabilidad y con perspectivas a futuro. Las decisiones en ganadería se toman hoy y los resultados se ven dentro de 2 ó 3 años. Lo que tenemos a favor es que nuestro país tiene marca registrada en el mundo, con producción de calidad. A algunos lugares se exportan los cortes del cuarto trasero, que son los mejores y normalmente el asado y costillares no tienen destino a exportación, sino que queda en el mercado interno.

– Si se reabre las exportaciones, ¿afectaría al mercado interno, en cuanto a los precios…?

– Antes consumíamos 80 kilos de carne de vaca y poco de pollo y cerdo. Después de las medidas tomadas, vamos llegando a los 40 kilos por habitante de carne aviar por año, 13 de cerdo y 60 de carne de vaca, o sea 20 menos que lo que se consumía. Tampoco estamos hablando de hacer una cosa tan descontrolada. Paraguay exporta el 50% de su producción. Nosotros pensamos que en Argentina el equilibrio a lograr, sería llegar al 20% y el resto que quede en el mercado interno, abasteciéndolo con los cortes clásicos, que son la milanesa y el asado…

– La semana pasada entregaron un petitorio a las autoridades provinciales, en nombre de la FAA… 

– Sí, vemos que hay una dilatación de las respuestas, mientras hay un proceso actual que hace que el productor que encare la siembra de la cosecha gruesa, lo haga con perspectivas de perder. Hoy, ninguna actividad agrícola da resultados positivos y se lo planteamos a las autoridades provinciales. El gobernador tiene que gestionar a nivel nacional algún tipo de cambio respecto a la situación de pequeños y medianos productores. En estas condiciones, no van a tener una actividad rentable y muchos van a salir del sistema…