Básquet: La Selección de Hipoacúsicos busca respaldo para jugar el Mundial

0
2

seleccion argentina hipoacusicos 4La Selección Argentina de Básquet de Hipoacúsicos, conocida como Los Topos, tuvo un gran papel en los Juegos Deportivos Sudamericanos de Sordos, que se realizó en Caixa do Sul (Brasil) del 15 al 23 de noviembre pasado. Allí el combinado nacional finalizó subcampeón y logró el boleto para el Mundial que se disputará en China, en julio del 2015.

El equipo es guiado por Silvio Barrionuevo desde hace un par de años. Encabeza un proyecto integrador que busca ser reconocido por las autoridades gubernamentales. Para el certamen ecuménico de Asia, necesitan reunir 4000 dólares cada uno y actualmente no cuentan con becas ni tampoco con ningún subsidio al no estar incluido como deporte paralímpico. Siguen las gestiones, mientras se focalizan en la preparación para llevar a Argentina lo más alto posible.

Esta semana, Barrionuevo estuvo en María Grande, ciudad donde es oriundo Diego Galanti, uno de los jugadores de la Selección. El DT, profesor de Educación Física y entrenador nacional de básquet, habló con El Observador para resaltar la labor de integración y también las necesidades que deben afrontar.

– ¿Cómo es el proceder de la Selección Argentina de Hipoacúsicos?

– Hace tres años que estoy con este proyecto silencioso. La Selección venía trabajando desde hace mucho tiempo, pero llegó un momento donde se quedaron sin jugadores y se tuvo que reflotar el tema. Me sumé a modo de colaboración, tenía un alumno de mi club que fue integrado y eso me llevó a dar una mano y quedamos trabajando de manera silenciosa. Algo que nació como una colaboración se transformó en un compromiso. Conocer a los chicos, tratarlos, llegar a cada uno de ellos, a uno lo hace dejar todo por ello. Nuestro trabajo es completamente ad honorem, sin recibir ninguna beca, ningún tipo de subsidio de manera oficial. Nuestra Federación de Básquet depende de la Confederación Argentina de Deportes de Sordos y aún nos falta ese apoyo a nivel gubernamental. No dependemos del Enard, no dependemos tampoco del deporte Paralímpico, es una discapacidad bastante compleja. Estamos en esa vía de integrar más gente para trabajar, estar al tono de la promoción de la disciplina. Venimos de jugar un Sudamericano en Brasil en noviembre y vimos una Argentina más organizada, con un cuerpo técnico de oyentes que miraron como trabajamos. Entrenamos en el Cenard y en Córdoba, con equipos que juegan a nivel nacional y eso nos da la posibilidad de seguir avanzando y progresar en cuanto al juego.

seleccion argentina hipoacusicos 3– ¿Por qué no posee el respaldo de deporte paralímpico?

– Cuando entré me cuestionaba lo mismo. En nuestro país el deporte paralímpico tiene el respaldo del Enard, entonces vemos que hay deportistas por ejemplo los Murciélagos (Selección de Fútbol de Ciegos) que reciben becas entre $8.000 y $10.000 mensuales. De modo que eso les brinda la posibilidad de estar full time entrenando para los diversos compromisos. Nuestra meta ideal sería preocuparnos por lo deportivo solamente y no preocuparnos por si vamos a viajar o no, si tenemos comida en la concentraciones y demás, producto de esta desigualdad que hay. Pero bueno, ya sabemos cómo es esto. Como entrenador me he comprometido fuertemente con los jugadores. Lo hacemos así porque lo sentimos. Cuando entonamos el himno nacional con señas, es como que se nos caen las medias. Una emoción muy grande.

– Se viene un desafío muy importante para este año.

– Logramos la Medalla de Plata en los Juegos Sudamericanos en 2014 y eso nos dio la posibilidad de competir en el Mundial de China que se efectuará en julio. Se viene un año complicado y estamos dispuestos a trabajar con ese objetivo. Queremos trabajar en lo deportivo y no solamente en la parte administrativa porque pensar en eso nos quita mucha energía. Necesitamos aproximadamente U$S 4000 por jugador y por integrante de la delegación. Es un año complicado porque es un año político. Parece mentira que en nuestro país donde se habla tanto de inclusión e integración todavía tengamos que penar por esto. Esperemos que la Secretaría de Deportes de la Nación nos brinde un apoyo. También estamos en vía de ser reconocidos por la Confederación Argentina de Básquet que en el último Sudamericano nos brindó toda la indumentaria oficial. Igualmente sabemos la crisis dirigencial que están atravesando. Hace poco tiempo estuvimos en el Campus de Entrenamiento del Toro Paladino en Concepción del Uruguay, un ex integrante de la Generación Dorada, también como proceso de aprendizaje y crecimiento. Lo denominamos Padrino oficial de nuestra Selección y él nos hizo un acercamiento muy importante a la seleccion argentina hipoacusicosConfederación. Estamos en la preparación y en la gestión de conseguir respaldo para viajar al Mundial. Queremos seguir con un proyecto a largo plazo, queremos incorporar juveniles que padezcan esta clase de inconvenientes, pretendemos seguir integrando jugadores.

– ¿De qué forma siguen los trabajos previos al Mundial?

– Estamos organizando las próximas concentraciones, hemos sido invitados a Concepción del Uruguay donde hay equipos que están jugando en diversas categorías del básquet nacional. También está en carpeta la posibilidad de realizar una concentración en María Grande de donde es Diego Galanti, integrante de nuestra selección. Quiero hablar con las autoridades y ver qué podemos hacer. Allí se efectúan trabajos físicos y tácticos, y también está la posibilidad de llevar adelante encuentros amistosos para recaudar fondos con vistas a este Mundial. Tenemos un largo camino con dos concentraciones por mes, mientras que en junio, las dos últimas semanas, nos internaremos en el Cenard para luego partir. Tenemos muchas ganas, pretendemos llevar a nuestra Selección lo más arriba posible. A nivel mundial obtuvimos en el juego olímpico de Sofía (Bulgaria) el 8º lugar que no fue poca cosa. Nos quedamos muy cerca de ubicarnos entre los cuatro mejores al perder con Grecia por un simple. Una de las potencias que tiene este deporte. Argentina está por ese camino de ser reconocida a nivel mundial. En el último Juego Sudamericano le pudimos ganar a Venezuela, un equipo que llegaba con el título del Panamericano ni más ni menos, y la medalla de plata en el Mundial y en el Juego Olímpico.