Basavilbaso: Malestar de la Policía por el comportamiento de futbolistas

bassoEl comisario Claudio Albornoz, le envió al presidente de la Liga Regional de Fútbol de Basavilbaso, Sergio Elizalde, una nota en el que expresó su preocupación por lo ocurrido durante el encuentro de Primera División entre Ramsar y Unión y Recreo disputado el domingo.

“Se apreció desde un comienzo una animosidad antideportiva por prácticamente la totalidad de los jugadores de ambos equipos, a los que sumamos los cantos irrespetuosos de las hinchadas y reclamos verbales al arbitraje”, señaló el funcionario que hizo notar que los hechos lamentablemente no fueron advertidos por la dirigencia de ambas instituciones, «dado que en ningún momento lo manifestaron explícitamente ni se ha expedido en relación a lo acontecido».

Según consignó Riel FM, el comisario Albornoz requirió a la dirigencia de la Regional aporte información para identificar a un jugador, de Unión y Recreo, que vestía la casaca #4 que impidió, con una «patada claramente intencional» que un funcionario de la repartición, el sargento Ricardo Kinderknecht, pudiera llegar hasta el árbitro quien era agredido por un sujeto que ingresó al campo de juego, desde el sector del público visitante, tras saltar el cerco perimetral. Producto del golpe el funcionario cayó pesadamente al suelo, lo cual provocó dolor en las articulaciones de una de las manos, y peor aún dañó la imagen policial «ocasionando una humillación», no esperada de un «jugador de fútbol-deportistas» que no respetó la envestidura policial.

 

Instantes después que el jugador patea al Policía. Captura de video.

El jefe de la delegación local de la Policía de Entre Ríos precisó en el escrito que el sujeto que ingresó a la cancha para agredir al árbitro desando el camino y regresó al sector reservado para el público, mezclándose con los hinchas para evitar ser identificado.

En la misiva el Comisario Albornoz le requiere a la dirigencia de la Liga se le informe si el futbolista que agredió a su funcionario tiene alguna sanción disciplinaria y advierte que el Sargento Kinderknecht se reserva la posibilidad de iniciar acciones legales, entendiendo que obstruyó el trabajo policial y lo lesionó, a partir del golpe que le propinó y provocó la caída.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.