Basavilbaso: Ferreyra habló de obras en Club Ramsar, violencia en las canchas y futuro deportivo

Días pasados, autoridades del Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda, entregaron un aporte de $ 191.547 al presidente del Club Deportivo Ramsar Juniors, Alfredo Ferreyra, para la realización de obras en la institución. Los trabajos, que tienen una inversión total de $ 638.490 del Programa Mejoramiento Habitacional e Infraestructura Básica II y un plazo de 180 días corridos, consisten en el cerramiento del tinglado existente de modo de habilitar la cancha de básquet, que cuenta con las medidas reglamentarias para desarrollar competencias nacionales. Asimismo, se prevé la ejecución de 2 bandejas de tribunas con capacidad para 140 personas, bajo las cuales se ubican sendos espacios de guardado, vestuarios sectorizados con áreas de duchas y vestuarios; boxes de sanitarios y lavatorios. Asimismo, se dispone de un baño para personas con movilidad reducida en cada una de las áreas de servicio. El financiamiento otorgado incluye también la demolición de los antiguos vestuarios, la ejecución del proyecto de iluminación del estadio, como así también la renovación de la instalación de gas en la cocina del Club, dijo Ferreyra en diálogo con El Observador.

En otro orden, el dirigente se refirió al presente deportivo de la institución y destacó que “fue un año muy positivo, con el título logrado en la Liga Regional y esperamos continuar por esta senda en el Provincial de Clubes, donde el objetivo es alcanzar la segunda fase. Lo que más celebramos es que todo esto se consiguió con jugadores del club, desde hace un tiempo, venimos apostando fuertemente a las inferiores y eso se tradujo en resultados positivos”.

Sobre la participación en el Regionalito y los gastos que demanda participar en el mismo, el dirigente expresó que “en la primera fecha que tuvimos como local, salvamos los costos, que realmente son mayores que a los partidos de la Liga. Si el equipo no cumple un buen papel, es para perder plata, pero estamos confiados en que el equipo funcionará muy bien y el público nos acompañará”.

Este año, luego de un hecho de violencia registrado en la cancha de Unión y Recreo de San Justo, Ramsar Juniors sorprendió con una decisión de no jugar más en ese reducto. Al respecto, Ferreyra expresó que “a nadie le gusta la violencia y menos en una cancha de fútbol. Nosotros repudiamos los hechos que tuvimos que vivir en San Justo, es lamentable que por ir a ver un partido, tengamos que sufrir agresiones o que nos amenacen que nos van a romper los vehículos. La Liga Regional debe tomar cartas en el asunto y ver qué se hace con ese club. Mientras tanto, desde la comisión directiva decidimos que a esa cancha, no vamos más”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.