Balla: “Apuntamos a profundizar las reflexiones sobre la problemática de las adicciones”

0
2

BallaSandra Balla, psicóloga de la Dirección Prevención de Conductas Adictivas de la Dirección de Toxicología de la Policía de Entre Ríos, en diálogo con El Observador aseguró que “estamos fortaleciendo el trabajo que venimos haciendo y generando mancomunadamente con el Consejo Provincial de la Niñez, Adolescencia y Familia (Copnaf) y la Subsecretaría de Deportes del municipio de Paraná”, remarcando que se han dispuesto talleres y espacios de reflexión en los chicos, a fin de prevenirlos de conductas adictivas y empoderamiento de los derechos del niño”.

Los conceptos refieren a las tareas que se están llevando adelante en la continua lucha contra las adicciones, las cuales están apuntadas en estos momentos, a talleres en tradicionales espacios recreativos ocupados por los más chicos. “Fuimos a las colonias de vacaciones con estos talleres de prevención. Me siento satisfecha porque le estamos dando continuidad al trabajo que empezó como una demanda personal y se la transmitimos a los funcionarios municipales. Actualmente, por fortuna, se está convirtiendo en una política pública, puesto que desde la Subsecretaría de Deportes municipal nos pidieron que le demos continuidad a la tarea”, profundizó Balla.

– ¿Cómo coordinan las acciones con las personas que están a cargo de las colonias?

– Nos sumamos a la tarea que ellos efectúan. Es un momento de contención a aproximadamente 500 chicos. En esta actividad estamos nosotros juntos con el COPNAF, que tiene 3 programas con los que nos acompaña en este proceso, como lo son Primera Infancia, Infancia y Educación y Jóvenes protagonistas. Trabajamos en lo que es la promoción de los derechos en articulación con el resto de los organismos, ya que nos interesa sumar a los chicos junto a su grupo familiar. En vez de hacer deportes nos quedamos en las colonias generando un taller desde el juego, desde la reflexión y la palabra. Tratamos de generar herramientas para que se sepan proteger de las conductas adictivas.

– ¿Cuáles son los proyectos para este 2013?

– Tras un 2012 altamente positivo, el desafío pasa por mantener este camino. Tenemos abierto el abanico de actividades en este sentido. No nos quedamos solamente en nuestra institución, sino que trabajamos mancomunadamente con otras entidades del Estado, porque creemos que nos potencia en relación a recursos humanos y económicos. Desde la Secretaría y con la Policía, logramos actuar con cada municipio, generando que los jóvenes tomen la posta en cada localidad, para que ellos se habiliten como agentes preventores de conductas adictivas. Numerosos municipios han demandado este Programa. Acudiremos, también llevando jornadas en las que se vean explícitas la conexión que tiene la violencia con las adicciones, con lo cual apuntamos a profundizar las reflexiones sobre la problemática.

– ¿Cuáles son las demandas que le han hecho los municipios?

– Hay que comenzar a hacer circular la palabra y la prevención la tenemos que hacer entre todos. Tenemos que reforzar los municipios en este sentido. En Federación, por ejemplo, se abrió un dispositivo de contención para los chicos que tienen problemas de consumo en un hospital general. Se hicieron varias jornadas de prevención como se hizo en Gualeguaychú. Asimismo es preciso reforzar el trabajo porque hay gente comprometida. Del mismo modo, los municipios que generan la demanda, deben tratar de organizar a los jóvenes para que empiecen a participar en dispositivos, que ellos mismos puedan generar actividades preventivas.

– En la parte de infraestructura, ¿hacen falta más lugares de contención a los jóvenes que incurren en este tipo de cosas?

– Sí, en este caso siempre es mejor contar con más espacios donde se trabaje sobre este tema. Ahora bien, existe una gran verdad que siempre manifestamos: el primer lugar de contención está en la propia casa. En el seno familiar. Desde la agrupación a la que pertenecemos, se tiende a culminar con el paradigma de la criminalización de aquella persona que consume, para extenderle una mano y ayudarlo a salir de ese problema mediante la asistencia. Trabajar en este proceso de cambio, es altamente gratificante en lo personal. Existen pequeños gestos de los chicos con quienes trabajás en los talleres, que te hacen reflexionar lo importante que resulta la tarea de uno. Más teniendo en cuenta lo frustrante que resulta a veces nuestro accionar ante una problemática de tal magnitud. Los resultados obtenidos en el 2012, hacen que sigamos en el camino de este proyecto con respeto y compromiso. Cuando uno de verdad quiere hacer algo y se lo propone con voluntad, es posible lograrlo. Tanto desde nuestro lugar de trabajo, como también para aquellos chicos que hoy son adictos y pueden recuperarse.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here