¿Ayudará el clima a la producción agrícola en el último trimestre del año?

0
21

Nuestra provincia se mantendría dentro de un contexto de humedad favorable y con buenas perspectivas para el último trimestre del año, según informó el Sistema de Información de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos. De acuerdo al análisis de los principales indicadores de escala global y regional, en octubre habría buenos aportes pluviales. En ese sentido, afirman desde el SIBER, los pronósticos presentan “un consenso firme al establecer precipitaciones por encima de los valores normales en la Mesopotamia en el trimestre octubre-diciembre”. Igualmente, detallan, “no deben descartarse algunos ‘pulsos secos’ entre mediados de diciembre y enero. De todos modos, hay que tener en cuenta que, si las lluvias se mantienen con piso en los valores normales, la floración de maíz tendría buen sustento en las reservas”.

“Es una campaña que se lleva adelante sin el efecto contenedor del fenómeno ‘El Niño’, sin embargo, se estima que la probabilidad de tener buena provisión de agua durante el semestre cálido es alta. Quizá haya alguna incerteza con la distribución temporal, pero el volumen de agua va a estar” remarcan desde la entidad.

En septiembre, “Entre Ríos fue una de las más beneficiadas por las lluvias, en especial en el este y el norte, que sumaron precipitaciones que superaron los valores normales, por sectores holgadamente, mientras que hacia el sudoeste el aporte pluvial se mantuvo más cercano al normal, pero igualmente satisfactorio. Este patrón de precipitaciones se repitió en los primeros días de este mes y aún siendo más modesto que lo esperado sobre el sudoeste provincial, entendemos que la señal de la escala regional sigue manteniendo a la provincia dentro del área de las mejores lluvias. Esto encamina además la floración del trigo y perfila un escenario favorable para las siembras de soja”.

“Si bien el ambiente primaveral se ha impuesto en los finales de septiembre, hubo cambios desfavorables, con rotación de los vientos al este/sudeste, una circulación que no puede aportar demasiado para zonas de Córdoba, La Pampa o noroeste de Buenos Aires. Esto se viene fortaleciendo con una intensa circulación del sur, lo cual impone aire más seco y estabiliza la situación meteorológica, complicando vastas áreas del oeste de la región pampeana. Esta situación solo ha afectado en forma parcial a Entre Ríos (sudeste) y si bien esta dificultad no puede ser soslayada, entendemos que lo que viene en las próximas semanas permitirá seguir la floración de los cultivos de invierno, con buen nivel de humedad” destacaron desde el SIBER.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here