Avicultura: Preocupación en productores por suba de costos, pérdida de rentabilidad y “presión tributaria”

0
39

Reina gran preocupación en el sector avícola, uno de los pilares de la economía de Crespo, por el presente y futuro de la actividad. Fundamentalmente los productores de huevos aseguran que la suba de costos, por las tarifas energéticas y por la devaluación, que encareció los insumos, encendieron las alarmas, en un contexto marcado por la caída del consumo interno. Teniendo en cuenta el auge que en la última década había tenido la avicultura, muchos empresarios aumentaron personal y adquirieron maquinarias para incrementar la producción, pero los sucesivos cambios macroeconómicos impidieron que se cumplieran las proyecciones previstas.

El secretario de la Cámara Argentina de Productores Avícolas (CAPIA), Santiago Perea, dijo: “El panorama es muy desalentador. El principal interrogante que nos dejó el 2018, es la incertidumbre. Hoy, no poder prever lo que pueda ocurrir, es preocupante. Mientras tanto, se transita una situación de una enorme pérdida de rentabilidad, la mayoría de nuestros costos están asociados al dólar, empezando por los granos, siguiendo por las vacunas, energía, por lo que hemos sufrido una estrepitosa suba en ese sentido, lo que impactó en la rentabilidad del negocio. Y para las empresas dedicadas a la exportación, de octubre para acá, hemos tenido una pérdida de competitividad, porque a estos señores se les ha ocurrido grabar las ventas al mercado internacional, con un nuevo impuesto. Todas estas situaciones dejan al sector en una encerrona, porque no hay posibilidad de destinarlo para el consumo interno y quedamos sin alternativas. Lo único que queda es reducir la oferta, que en definitiva es menos inversión, menos trabajo y todo un círculo negativo que se hace difícil de revertir” expresó en diálogo con Nydia Schmidt en “Mañana de Todos” de FM Libertad 98.3.

“Si uno vende a pérdida en el mercado interno, por ahí con la exportación, se puede llegar a compensar y promediar algo y mantener la empresa funcionando, sin alterar el negocio, sin cerrar, pero hoy la exportación tampoco es negocio. No se puede perder en todos lados, entonces o vendemos adentro o afuera o nos achicamos, otra no hay” añadió.

– ¿Qué medidas deberían surgir en estos primeros meses del año?

– Para los productores, no hay nada que se pueda hacer de manera inmediata y si alguien tuviera ese poder, sería tonto no aplicarlo cuando está transitando un momento difícil. Todas las medidas y decisiones que tomamos, se piensan 2 años antes. Sí se necesitan medidas urgentes del gobierno. Hace falta una política coherente y condiciones claras, por lo menos por 5 años. Una, sería reducirnos la alícuota del IVA. Somos la única proteína animal que quedó con el 21%. Por otra parte, podrían bajarse las retenciones a las exportaciones. La carga tributaria es muy alta, a nivel nacional, provincial y municipal.

– ¿Renovaron estos reclamos formales al gobierno?

– Mantenemos contacto permanente y estos temas están arriba de la mesa de discusión desde hace más de 3 años, pero no se logra ningún avance. Mientras tanto, uno ve el sufrimiento que tienen los pequeños productores, que son los que menos recursos tienen. En una economía que lo único que está garantizado es que en 6 meses todo va a ser distinto, el panorama es muy complicado. Como no hay políticas activas en ningún sentido y hoy nos va mal a todos los sectores, es difícil desarrollarse y te vas quedando sin fuerzas en el camino. El desgaste es muy grande. Venimos de más de 36 meses así…

– ¿Hay diferencias, con otros países, en cuanto a los alientos productivos para la avicultura?

– Sí, porque los negocios son mucho más estables. Acá se tiene una dinámica que asusta. Comenzamos el 2018 donde parecía que íbamos a revertir un proceso de muchos meses de pérdida de plata y de repente, la devaluación nos pegó de lleno, en abril. Todo lo que uno podía prever a principio de marzo, en menos de 45 días ya era distinto.Hay algo común en Argentina: nos va mal a todos, en un país donde la tasa de interés pagada por el gobierno es del 70% y fue del 65% hace unos meses atrás. Hoy no podemos producir claramente…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here