Avanzan los proyectos que se llevan adelante desde la oficina del INTA de Feliciano

0
0

felicianoEl Observador dialogó con el técnico Marcelo Pereyra, quien comentó acerca del trabajo que vienen realizando en la oficina del INTA de Feliciano, conjuntamente con los ingenieros Jorge Burns y Juan Fonseca.

En este sentido, Pereyra habló sobre un estudio que se llevó a cabo en referencia al consumo de hortalizas en el departamento y las alternativas comerciales que se pueden implementar, señalando que “el proyecto nos permitió poder ver el movimiento económico de esta actividad, lo que consumen las personas en Feliciano, el dinero que se va del departamento y lo que le genera al productor, ya que hablamos de una circulación de 6 millones de pesos anuales y al productor felicianense le quedan solo $477.000. En base a esa información hicimos una presentación, de la que participaron algunos concejales, donde expusimos los datos obtenidos. La idea es proyectar a futuro, qué podemos hacer para que esa inversión no se vaya de Feliciano. Por ello se está elaborando un proyecto de huertas con firma comercial, con el objetivo de interesar a personas en la producción de verduras de hojas, con las ofertas de distintas hortalizas y presentarlas a un mejor precio, donde el consumidor sepa que el producto se cosecha localmente. No es tan difícil poder concretar esta propuesta, ya que en el estudio, averiguamos que el consumo de acelga es de 600 paquetes y esta misma cantidad mensualmente se podrá triplicar si fuera más fresco y de mejor calidad, que es a lo que apuntamos desde el equipo de trabajo del INTA”.

Al respecto el especialista señaló que una iniciativa similar se implementó en Victoria, pero localmente ellos abordaron otra metodología que fue hacer una encuesta al comerciante. Por lo cual el entrevistado manifestó su agradecimiento para aquellos que colaboraron con la entidad para llevar a cabo este estudio. El próximo paso será armar el equipo de trabajo, hacer las gestiones ante los organismos nacionales y se considerará la creación de 3 o 4 huertas, que contarán con el asesoramiento de los profesionales del INTA.

Además Pereyra destacó la interacción existente y la labor conjunta que se lleva a cabo entre las diferentes instituciones y el municipio, para acompañar al mediano productor, ofreciéndole la incorporación de nueva tecnología, con la obtención de recursos a través de las gestiones pertinentes ante los estamentos gubernamentales correspondientes y así poder concretar los distintos proyectos que se presentan.

Para finalizar, el técnico mencionó que entre las variadas propuestas que están trabajando, siguen avanzando con el proyecto de identificación geográfica del cordero del Norte de Entre Ríos y Sur de Corrientes (Cordero Mesopotámico), con diferentes equipos del organismo, el municipio y comunas correntinas, para de esta manera darle un valor a la producción de este producto en la zona.