Avances tecnológicos que permiten mejorar la eficiencia en las producciones porcinas

0
0

Marcolino (2) [1600x1200]Argentina viene mostrando un gran crecimiento en la producción porcina, con más establecimientos, mejor genética y con alimentos que son cada vez de mejor calidad. A ese progresivo avance, se le fue incorporando la tecnología, fundamental para tener más eficiencia y por ende, mejores réditos económicos.

Esta semana, en diálogo con El Observador, el médico veterinario y asesor en producciones de cerdo, Gilvan Marcolino, explicó sobre la importancia del uso de la ecografía en porcinos, como instrumento de diagnóstico de gestación y detección de problemas en el ámbito reproductivo. “Para no tener pérdidas, hay que trabajar con los menos errores posibles. El ecógrafo detecta a los 20 días, con un 100% de seguridad, si el animal está preñado o no. Además, nos permite tener un seguimiento del mismo y detecta otras patologías como quiste ovárico, piometra (infección en el útero), se sabe si la cerda está ovulando. Todo eso permite obtener un diagnóstico temprano y que representa, en definitiva, ganancias para el productor”.

El ecógrafo posee una sonda, que debe hacer contacto con la piel de la cerda, mediante el uso de un gel. Una de las ventajas de este equipo, es que permite reducir los días no productivos. Cuando en una explotación la fertilidad es baja, la utilización del ecógrafo también es una de las herramientas para confirmar el diagnóstico y por lo tanto, para aplicar con rapidez las medidas correctivas que sean necesarias.

Marcolino sostuvo que “los productores no quieren fallar más y los números cierran si hay eficiencia. Hoy, con la eliminación de las retenciones a las exportaciones, aumentó el precio del maíz, pero también del expeller, lo que hoy no da margen para el error. A este ecógrafo, ya lo estamos usando en los establecimientos de la zona y con muy buenos resultados. Hay otros productores interesados que están consultando, porque saben que la gestación es el motor de la granja y esta herramienta ayuda de gran manera”.

Marcolino (1) [1600x1200]Sobre el presente del sector porcino, dijo que “para producir un kilo de capón, hablamos de un costo de $ 16,50 y se vende a $ 18. Si una granja trabaja mal, los números no le van a cerrar”. Igualmente, se mostró optimista al decir que “en estos últimos años, el consumo de carne de cerdo aumentó en Argentina y se abrieron numerosos establecimientos. Pero los costos también aumentaron y no hay una tendencia de que los mismos puedan llegar a bajar, entonces hay que acompañar este proceso no solo con genética, sino con tecnología, lo que representa en definitiva, mejores resultados”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here