Autos: cubiertas en uso, lo peligroso de no controlarlas

0
40

Pueden durar hasta 60.000 kilómetros, dependiendo de muchos factores, entre ellos el usuario mismo, el clima y los caminos entre otros.

Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar cubiertas nuevas.

Antes de llevar a cabo ese plan se realizan varios chequeos, como el control de los frenos y del nivel de aceite. Pero suele suceder que los neumáticos, claves en el andar, funcionamiento y seguridad del vehículo, quedan relegados a un segundo plano.

Su estado es, en la mayoría de los casos, lo último que se controla y esto es un error garrafal, coinciden en las gomerías que visitó Clarín. 

Los neumáticos son importantes en el andar del vehículo pero su estado se controla poco. (Néstor García)

Los neumáticos son importantes en el andar del vehículo pero su estado se controla poco. (Néstor García)

Es que, además de ser el único punto de unión entre el vehículo y el suelo, soportan el peso total del auto y también las sobrecargas dinámicas que se dan en las aceleraciones y en las frenadas. También:

– guían al auto con precisión por cualquier tipo de camino,

– son fundamentales a la hora de tomar una curva en ruta,

– sirven para amortiguar las irregularidades del asfalto o del ripio, asegurando el confort del conductor y de los pasajeros, y

– depende el tipo, se adaptan a condiciones climáticas adversas como lluvia y nieve.

Es por todo esto que se tiene que controlar su estado y hasta comprar nuevos y cambiarlos si es que presentan, indican en Calzetta Neumáticos (partido de General San Martín), desgastes de la banda de rodamiento y daños en la superficie, provocados por alguna pinchadura o golpe.

En qué situaciones sí o sí hay que comprar cubiertas nuevas

Las ruedas tienen vencimiento. Esto se da porque el caucho envejece y se vuelve frágil, las telas internas se debilitan y comienzan a separarse una de otra. De esta forma comienzan a perder aire.

Cuando pasa esto no sólo crece el riesgo de roturas y posibles accidentes sino que, al estar el neumático endurecido, disminuye la adherencia y las frenadas requieren más distancia que en un neumático con caucho nuevo.

Lo que hay que tener en cuenta es el desgaste de la profundidad del dibujo del neumático, que tiene un límite legal: si supera los 1,6 milímetros hay que cambiarlo. Así lo indica la Ley Nacional de Tránsito N°24.449.

Consejos a la hora de comprar ruedas nuevas y cómo hacer que duren

Para realizar un cambio siempre se recomienda que esté a cargo de personal especializado, y se deben respetar varias cuestiones para que el funcionamiento sea correcto y seguro.

Ante esta situación, lo ideal es que un auto esté equipado con 4 neumáticos idénticos o, al menos, semejantes. Además, hay que trocarlos siempre de 2 en 2 o de 4 en 4: es decir que es esencial que los neumáticos de un mismo eje -las 2 ruedas delanteras o las 2 ruedas traseras- sean idénticos (misma marca, misma escultura, mismas dimensiones, mismos índices de velocidad y de carga); y obviamente con las dimensiones homologadas por el fabricante del vehículo.

En ese orden, se deben instalar siempre los más nuevos en el eje trasero. Esto es para limitar las pérdidas de adherencia, explican en la gomería Neumen (partido de General San Martín).

Un aspecto a tener en cuenta para no llegar a una situación de riesgo de accidente en una ruta o en la ciudad es controlar en forma periódica la presión: facilita el manejo y evita el desgaste disparejo.

Otro punto fundamental, y que complementa al anterior, es rotarlos para que no se desgasten de manera irregular. Consiste en cambiar las ruedas de una ubicación a otra. Es que el deterioro de los neumáticos es desigual por varias razones: el eje de tracción, el peso del motor, la potencia, y en algunos casos, el freno.

La alineación y el balanceo son 2 trabajos clave para estirar la vida útil del neumático. (Néstor García)

La alineación y el balanceo son 2 trabajos clave para estirar la vida útil del neumático. (Néstor García)

La rotación se debe realizar entre los 10.000 y 15.000 kilómetros, dicen en Todo Tracción (partido de General San Martín). Lo correcto es que la rueda mantenga el lado pero cambie de eje. Por ejemplo, la rueda delantera derecha rota con la rueda trasera derecha.

Esto está emparentado con la vida útil de las mismas. Si bien no poseen una fecha límite, todos tienen un tiempo estimativo de uso. Se calcula que va desde su fecha de fabricación hasta 5 años posteriores, o un recorrido de entre 40 a 60 mil kilómetros (equivale a 14 viajes desde La Quiaca hasta Ushuaia).

La fecha de fabricación está ubicada en el flanco del neumático -es la zona lateral de la cubierta- normalmente dentro de un marco similar a un óvalo, en el cual se aprecian 4 números. Los 2 primeros indican la semana de fabricación, y los 2 continuos, el año. Por ejemplo, si un neumático posee la nomenclatura 1213, indica que fue construido la semana 12 del año 2013, y la fecha límite que recomienda el fabricante para su uso es hasta la semana 12 de 2018.

Para completar los trabajos de cambio o rotación del caucho, y por ende alcanzar un funcionamiento óptimo, se recomienda balancear los neumáticos y luego alinear el vehículo. El costo oscila entre los $ 900 y $ 1.000.

Lo primero permite que la rueda gire sin provocar vibraciones a determinadas velocidades. El balanceo en las 4 ruedas es fundamental para el confort en la conducción y el mantenimiento del desempeño de las cubiertas. La alineación, en tanto, ajusta los ángulos de las ruedas, manteniéndolas perpendiculares al suelo y paralelas entre sí.

Las consecuencias de no realizar el balanceo o de un trabajo mal hecho en las ruedas delanteras y traseras se materializan en vibraciones, ya sea en el volante o en el piso del auto, en distintas franjas de velocidades. Si el auto se va hacia la derecha o la izquierda cuando se suelta el volante por unos segundos, se evidencia una dificultad para mantenerse en la trayectoria. En consecuencia, debe efectuarse la alineación para quitar ese vicio y a su vez prevenir el desgaste irregular del caucho, aumentando su vida útil. Además, contribuye con la economía de combustible del vehículo y mejora la facilidad de conducción y la seguridad.

Fuente Clarin.com / varios