Asumieron las nuevas autoridades del Partido Socialista de Entre Ríos

0
1

PARTIDO SOCIALISTA-2014En el acto que tuvo lugar en la tarde del pasado jueves, del que participaron dirigentes y militantes de toda la provincia, asumieron las nuevas autoridades del socialismo entrerriano, que de ahora en más y hasta el 2016 conducirá el concejal paranaense Marcelo Haddad.

Al comenzar la conferencia de prensa, Haddad marcó sus dos desafíos centrales: uno tiene que ver con “el desarrollo territorial de la fuerza” y, el otro con la conformación de la versión entrerriana del Frente Amplio UNEN, que fue lanzado el 22 de abril a nivel nacional.

En tal sentido, dijo que han mantenido “reuniones informales” con representantes de los distintos partidos que integran UNEN, como la UCR, el GEN y Proyecto Sur, y adelantó que “el 24 de julio se presentará en sociedad el Frente Amplio UNEN en la provincia para darle un marco institucional y un paraguas jurídico, electoral y político a las diversas conversaciones que se vayan llevando adelante”.

En ese sentido, y ante una consulta puntual, aseguró que “hay conversaciones con todos los sectores internos del radicalismo”.

Sobre la posibilidad de que el senador nacional Alfredo De Ángeli (Unión por Entre Ríos) -ligado al PRO- pueda formar parte de la nueva alianza política, atento a que el propio congreso del radicalismo (que sesionó el 23 de mayo pasado) dejó esa puerta entreabierta, Haddad respondió a la agencia APF que “estamos muy concentrados en replicar en la provincia la versión nacional de este frente amplio. El PRO no es parte de la alianza a nivel nacional y, por lo tanto, no vemos ningún escenario posible en ese sentido en la provincia”.

El diputado provincial y ahora parte de la conducción nacional del socialismo, Lisandro Viale, fue más allá al decir: “El Partido Socialista es parte de la izquierda democrática y queremos insistir con la conformación de un frente progresista de centroizquierda, con reglas claras de funcionamiento y que nada tenga que ver con la derecha. Mucho menos con el pensamiento de determinadas personas que creen que habría que legalizar el trabajo infantil”, manifestó, en clara alusión a Alfredo De Ángeli.

“En ese sentido, el socialismo, no por una cuestión de capricho, sino por una cuestión conceptual, es muy difícil que pueda estar en el mismo lugar que De Ángeli”, aseveró el legislador provincial.