Aseguran que se almacenaron 40.000.000 de toneladas de granos en silo-bolsas

0
3

silo bolsasCon la cosecha gruesa terminada y con 40.000.000 de toneladas de granos almacenados en bolsas plásticas, según estimaron desde el INTA, surgen algunos interrogantes sobre el manejo de esta tecnología, cada vez más usada por los productores. Al respecto, Leandro Cardoso, técnico del grupo de Poscosecha del organismo, expresó que “entre el 5% y 8% de las bolsas sufre algún problema durante el almacenamiento, que compromete la calidad del grano y deja pérdidas económicas”. En esta línea aseguró que gran parte de las causas radican en una falta de planificación previa al embolsado. Para evitar esta situación, recomendó armarlas en terreno alto y firme, libre de vegetación, piedras u otro elemento que pueda romper la bolsa y respetar el estiramiento aconsejado por el fabricante para evitar los riesgos de rotura. Asimismo, se deberá realizar un monitoreo de las condiciones cada diez días, que garanticen la correcta conservación de los granos.

“Una alternativa viable son los playones. Se trata de destinar sitios preparados para recepcionar los silobolsas, en vez de disponerlos distribuidos en los lotes de cosecha. Mantenerlos agrupados facilitará las tareas de preparación del terreno, monitoreo y mantenimiento, lo que garantiza además el acceso a las bolsas para extraer la mercadería en cualquier momento” remarcó.

A fin de conservar la calidad del grano, el técnico consideró “fundamental” mantener la hermeticidad de los silo-bolsas para evitar el intercambio gaseoso entre el interior y el ambiente externo y la entrada de agua. “El termosellado es el método más efectivo para garantizar una adecuada hermeticidad”, indicó.

En cuanto a la protección de los animales silvestres o roedores, el especialista ponderó la necesidad de “realizar tareas preventivas y de control de roturas”. Para ello, es importante la instalación de un cerco eléctrico que cuente con varios hilos, con un mínimo de 15 centímetros de distancia del suelo, si se busca mantener alejado a animales pequeños. También hay que mantener los alrededores de la bolsa plástica limpios para reducir la actividad de roedores. “Otra alternativa preventiva es la aplicación de cebos tóxicos en los extremos de la bolsa y dentro de tubos de PVC que garanticen el acceso exclusivo a roedores” acotó.

En cuanto al uso de repelentes, el técnico la consideró una tarea “complementaria al cerco eléctrico y cebos”, que deberá realizarse mediante la aspersión del producto diluido con agua en los laterales de la bolsa y en el piso. Para conservar la eficiencia de esta maniobra, se deberá aplicar una vez al mes y luego de cada lluvia.

Cardoso agregó que resulta “fundamental” realizar ciertos monitoreos que nos permitan conocer cómo se mantiene la calidad de la mercadería que obtuvimos de la cosechadora e introdujimos a la bolsa.

Para efectuar este trabajo, se puede emplear el sistema del INTA que mide concentraciones de dióxido de carbono. Esta metodología preventiva realiza un pronóstico de acuerdo a los valores medidos y determina si el grano ingresa a una escala de riesgo de calidad debido a la presencia de actividad biológica en su interior. De ese modo, se puede determinar si el riesgo de deterioro es inexistente, medio, alto o bien.

Para ser eficientes, es fundamental que el operario esté interiorizado de las tareas a realizar, como llevarlas a cabo correctamente y que conozca las implicancias de no hacerlo bien. Por otro lado, deberá presupuestarse el tiempo para poder efectuar el trabajo y que el mismo no sea absorbido por otros motivos.

Cabe acotar que del 13 al 16 de octubre, el INTA realizará en el Hotel Presidente Perón de Mar del Plata, el 1° Congreso Internacional de Almacenamiento de Granos en Silo-bolsa. El encuentro, único en su tipo a escala mundial, se centrará en todo el conocimiento disponible, como así también recomendaciones de manejo y actualizaciones, para un uso eficiente de esta modalidad de almacenaje.

Además de conferencias plenarias y talleres, el congreso ofrecerá una muestra estática y dinámica de embolsado, extracción de granos, sistemas de monitoreo, control de insectos y animales, manejo y medición de la hermeticidad del silo-bolsa, entre otros. El programa puede consultarse en la página del evento en www.congresosilobolsa.com.ar

Asimismo, aquellos integrantes de la comunidad científica que estén interesados en participar activamente del encuentro, pueden presentar sus trabajos relacionados con el almacenamiento en bolsas plásticas.