Aseguran que la producción ovina “es hoy la actividad más rentable”

produccion ovinaLa cría de ovejas, no solamente se registra en la Patagonia, sino que también se extiende a otras regiones, como el sur de Corrientes y Buenos Aires, el norte de Entre Ríos y Córdoba, entre otras zonas. Gerardo Colombano, productor de la última provincia nombrada, explicó que se trata de una actividad alternativa o complementaria, por lo cual el número de productores que la eligen como fuente principal de ingresos es bajo. El también dirigente sostuvo que “en los últimos años, es la actividad más rentable que se puede realizar en el campo, por encima incluso de la producción de soja, maíz o trigo. Ni hablar, con respecto al tambo y ganadería vacuna”.

Los últimos datos oficiales del INDEC, del 2015, señalan que son más de 14.850.000 las ovejas que pastorean en todo el país, en manos de 75.000 productores. La misma fuente declara que la producción cárnica ovina de ese período fue de 59.225 toneladas y que el consumo doméstico ascendió a 55.655 toneladas, es decir, 1,3 kilo per cápita.

“El consumo interno está estancado en esa cifra y una de las razones es la falta de oferta, no de demanda”, advirtió Colombano, quien como productor, explota un campo de 80 hectáreas, del cual destina dos terceras partes de superficie a la producción ovina, con 800 madres.

Entre las principales problemáticas que enfrenta el sector se destaca la falta de frigoríficos habilitados a la faena de corderos y precios que resulten razonables para los productores. Según el dirigente y productor, “estamos discutiendo con tres plantas, de las cuales una sola tiene alcance nacional. Otro problema es la falta de profesionales capacitados en la materia. Hoy un veterinario termina consultando a los productores con más experiencia para saldar las dudas ante una consulta técnica”. Las razas carniceras, como Hampshire Down, Texel y Corriedale, son las opciones más elegidas. “Una de las características distintivas de los productores ovinos está dada por sus rebaños reducidos en comparación con las producciones tradicionales de la Patagonia. En Córdoba, un productor con más de 500 ovejas es considerado grande y son pocos los que superan ese volumen de animales. De hecho, alrededor del 80% no supera las 100 cabezas”, graficó Colombano y advirtió: “En el Sur, el objetivo de la producción es totalmente diferente, porque el negocio pasa por la esquila y la comercialización de la lana, mientras que en nuestra región la carne explica el 95% de los ingresos”.

En cuanto a la rentabilidad, en diálogo con Motivar, el productor explicó que los costos para mantener un cordero son menores a los de cualquier bovino. “A modo de ejemplo, la desparasitación cuesta 10 veces menos y un carnero -que rinde el doble que un toro- cuesta hasta $ 12.000. Con un buen manejo, cubre 50 ovejas, versus cualquier toro que no supera las 30 vacas servidas y tiene un valor por encima de los $ 30.000”, comparó.

“En los casos de producciones confinadas, como feed lots y granja de cerdos, la barrera de ingreso es menor y la ganancia se mide por cada peso invertido, donde los márgenes también dan como victoriosa a la actividad ovina”, aseguró Colombano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.