Aseguran que Entre Ríos es la provincia más activa en cuanto a desarrollo gasífero

0
1

Entre Ríos comenzó su relación con el gas natural, en la década del ‘90. La red de Paraná se puso en funcionamiento en 1991 y en 1996 arrancó el proyecto para llegar a 50 localidades de la provincia. De ese plan inicial de tareas, quedan solamente 6 pueblos por abastecer con este servicio: San Jaime de la Frontera, Sauce de Luna, Alcaraz, San Benito, Aldea Brasilera y Gdor. Mansilla. “En todas nos encontramos trabajando con distintos frentes de obras, para luego habilitar la red de gas natural”, afirmó el Ing. Alfredo Abalo, director de Desarrollo Gasífero del gobierno entrerriano, en contacto con El Observador.

Detallando el trabajo que se lleva adelante, enumeró: “En Mansilla estamos haciendo la red de distribución y cuando se termine la obra de alta presión, vamos a estar en condiciones de abastecer con gas. En San Benito pasa lo mismo, está la red construida y las tareas apuntan a la alta presión. Ahí es más complejo porque hay que hacer la interconexión al gasoducto que une Aldea Brasilera con Uruguayana por Ruta 127. Precisamente en Brasilera está concluida la obra de distribución y la planta secundaria, pero el operador nos pidió edificar una planta reductora de presión al gasoducto de aproximación a esta localidad”.

Sobre los otros lugares, Ábalo dijo: “En San Jaime, Alcaraz y Sauce de Luna, tenemos que llamar a licitación. En este momento terminamos la red de San Jaime y trabajamos en Sauce de Luna y en Alcaraz. Allí realizaremos una ampliación de la red pedida por el intendente. Preparamos los pliegos para llamar a la licitación para efectuar lo que se llama interconexión, edición y regulación, porque tanto San Jaime, Sauce de Luna y Alcaraz se conectan al gasoducto que va a Uruguayana. Eso implica que hay que hacer medición y otras obras de infraestructura complementarias. Estamos en camino de cumplir con las 50 localidades del plan original”.

En otro plano comentó que están abocados a la ampliación de la red en localidades donde existe una importante demanda como Paraná, Gualeguay o Gualeguaychú, mientras que ya finalizaron en Concordia y están a pocos días de comenzar en Nogoyá, Seguí y Viale. “Se trabaja en conjunto con los intendentes que nos informan de sus intenciones de alimentar una zona respectiva”, señaló el funcionario. Pero los pueblos más pequeños no quedarán al margen de los planes de trabajo en la presente gestión. En 2010 se firmó un convenio con Gas Nea a efectos de comenzar a alimentar otras localidades. “La provincia va a entrar en una nueva etapa de desarrollo gasífero, con la que se comenzará a alimentar pueblos que tienen menos de 3000 habitantes. Tenemos proyectos avanzados en Gilbert, Caseros, Villa del Rosario, General Belgrano y Tabossi, entre otros. Empezaremos a trabajar con los anteproyectos de Los Conquistadores, Villa Urquiza, Sauce Montrull, Santa Ana y Villa Domínguez. Son 27 nuevos lugares a los que estaremos apuntando”, enumeró el funcionario.

“Entre Ríos es la provincia más activa en cuanto a desarrollo gasífero en los últimos años, queremos recorrer toda su geografía. El gobernador ha depositado su interés para que esto siga en crecimiento y continuemos por la vía de la construcción de las redes”, enfatizó el funcionario.

Ábalo resaltó la incidencia que tiene este avance con el industrial: “Está pensado para favorecer el desarrollo industrial productivo, y por ende el consumo residencial esta directamente relacionado”. En lo que respecta al consumo “Los frigoríficos, las industrias agro avícolas, y demás, se radican en la zona donde hay gas natural, porque es una energía mucho más económica. El año pasado se consumieron en Entre Ríos 340 millones de metros cúbicos, de los cuales 136 millones corresponden al sector industrial, donde fueron alimentadas 211 fábricas. Todos los años estamos incorporando usuarios y asimismo los propios usuarios van aumentando su consumo. En cuanto a demanda, luego del industrial sigue el sector residencial que consumió 117 millones, luego el GNC con 59 millones de GNC y el comercial con 26 millones”.

En los próximos meses el trabajo estará apuntado a una obra de infraestructura de alta presión en la zona sur del departamento Paraná y norte de Diamante. El objetivo es primeramente abastecer a las industrias de las localidades de la región: Aldea María Luisa, Gdor. Etchevehere, Racedo, Sauce Pinto, Villa Fontana, llegando hasta Puiggari. Existen 12 fábricas en esa región. “Paralelamente hay una decisión del gobernador que cuando esté concluida esta obra, se seguirá con las redes hacia el interior de estos pueblos para abastecer a los vecinos con el servicio”, comentó Ábalo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here