Aseguran que aumentó la escolarización y se redujo la pobreza

0
2

escolaridadLa Universidad Católica Argentina (UCA) señaló en un informe que la Asignación Universal por Hijo (AUH) redujo la pobreza extrema y la inseguridad alimentaria, aumentó la escolarización en la secundaria e hizo disminuir el trabajo infantil. Estas conclusiones están incluidas en el informe elaborado por el Observatorio de la Deuda Social Argentina, de esa casa de altos estudios.

 

El escrito reconoce que la AUH para el 2012 alcanzó al 29% de los hogares argentinos, tras iniciar en el 2010 con una cobertura menor que alcanzaba al 25,9%. Asimismo, el porcentaje de niños cubiertos por la AUH es incluso mayor, el 30,8%, tras comenzar un 29% para el 2010.

 

El estudio afirma que “las transferencias por AUH significaron durante el período 2010-2012 un aumento promedio del 25-30% en los ingresos medios de los hogares con niños en situación de indigencia, y del 10-15% en los ingresos medios de los hogares en situación de pobreza”.

 

El escrito reconoce que la AUH para el 2012 alcanzó al 29% de los hogares argentinos, tras iniciar en el 2010 con una cobertura menor que alcanzaba al 25,9% Al analizar la pobreza extrema, el informe sostiene que “participar del programa AUH redujo en 35% (6,9 puntos porcentuales) el riesgo de pobreza extrema en favor de la población beneficiaria”.

 

Por esta razón, el informe llega a la conclusión de que “sin esas transferencias las tasas de indigencia y de pobreza en hogares niños habría sido 60% y 15% más altas, respectivamente”.

 

Asimismo, asevera que “la transferencia de ingreso por medio del programa AUH genera un impacto positivo significativo en materia de bienestar económico para los hogares con niños/as y adolescentes”.

 

El informe alega que el impacto es más fuerte en el percentil de la población con menores recursos: “Este efecto es progresivo, el impacto de la transferencia de ingresos es mayor sobre el 10% de los niños/as con más bajos ingresos de la muestra”.

 

En este sentido, destaca que “la AUH redujo en casi 20% (2,6 puntos porcentuales) el riesgo de inseguridad alimentaria en la población que participa del programa”.

 

En cuanto a los resultados en educación, la UCA señala que “estos mismos estudios mostraron un aumento gradual en la escolarización en el nivel secundario de las poblaciones participantes de la AUH en comparación con poblaciones no Beneficiarias”.

 

Adicionalmente, el informe alega que “la AUH redujo en más de 60% (5,9 puntos porcentuales) el riesgo de no asistencia escolar en la población con participación en el programa”.

 

En la misma dirección, se redujo el trabajo infantil: “La AUH redujo en 14% (2,4 puntos porcentuales) el riesgo de realizar un trabajo por motivos económicos en la población beneficiaria del programa”, señala.

 

Como conclusión, la UCA “confirma de manera robusta el impacto positivo y progresivo (a mayor pobreza, mayor impacto) que tuvo el programa AUH durante el período 2010-2012 sobre los ingresos per cápita y la pobreza extrema de los niños/as y adolescentes participantes del mismo”.

 

También destaca “el resultado igualmente positivo y significativo -aunque menos progresivo- que tuvo el programa AUH en materia de reducir el riesgo de inseguridad alimentaria y exclusión escolar en la población con participación en el programa”.