Arribálzaga, Jaroslavsky y Galimberti (UCR) hablaron sobre el nuevo Comité Provincial, Cambiemos, PRO y elecciones 2019

0
10

La UCR eligió por consenso como presidente del Comité Provincial, al intendente de Villa Elisa, Leandro Arribálzaga y como vicepresidente a la ex diputada nacional, Gracia Jaroslavsky. El presidente municipal de Chajarí, Pedro Galimberti, actual presidente del radicalismo entrerriano, está en la lista de posibles precandidatos a la gobernación. Los 3, estuvieron esta semana con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador y conductor del programa “Grandes Reportajes” de Canal 6 ERTV. Contaron sobre el nuevo proceso que inicia el partido, hablaron de las elecciones 2019 y de cómo se preparan con miras a las PASO y las generales. 

– ¿Cómo evalúan este proceso que pasó el radicalismo entrerriano, que terminó en la conformación de una lista de consenso?

– (Jaroslavsky) El radicalismo tuvo un proceso de deterioro después del 2001, tiempo en que la política en general se degradó. Hubo una dispersión en la participación, lo que hizo que las gestiones locales, es decir los intendentes, tomaran un mayor protagonismo dentro de la UCR. Eran los que llevaban las banderas y naturalmente el partido depositó en ellos o ellos tomaron las banderas de la evolución del partido. En realidad, nunca fui partidaria que los intendentes sean presidentes de los partidos, no porque no puedan serlo, sino porque cuando uno ocupa esa función en una ciudad, tiene una tarea y compromisos de gestión que hacen complicado llevar adelante el trabajo partidario. Cuando uno conduce un partido, tiene que poder decir lo que necesite decir, pero cuando se es intendente, no se puede decir todo, porque obviamente hay compromisos con el pueblo, con el gobernador, con el presidente de la Nación, hay que tener una cierta “cintura” política. Pero para esta ocasión en particular, se eligió a un intendente, como herramienta de consenso.

– (Galimberti) El hecho de haber ganado la elección legislativa del 2017, nos dio una base importante, sabiendo que la ciudadanía está buscando una alternativa y eso ha sido un espaldarazo para el partido. En 2018 se ha trabajado sobre algunos aspectos y problemas internos, lógicos dentro de un partido y la idea desde un inicio fue llegar a una lista de consenso, que es lo que se logró. Cuando hagamos el traspaso a Leandro Arribálzaga, vamos a entregar además, algunas de las conclusiones de trabajos en los cuales se avanzó, en materia educativa, de salud y otros aspectos que hemos ido realizando de cara a lo que puede ser un gobierno de la UCR y de Cambiemos. Siempre quedan cosas por hacer, pero cuando uno mide y evalúa, el balance es positivo. Hay que tratar de desmitificar esa idea de que los radicales no sabemos gobernar. Eso es mentira. Estoy convencido que sabemos hacerlo y en segundo lugar me parece que en el partido, hay hombres buenos, con buenas ideas e intenciones y es necesario que en algún momento detenten el poder. Necesitamos el poder para producir en Entre Ríos, una administración más sana y eficiente, pero sobre todas las cosas necesitamos producir una transformación en esta provincia…

– En las elecciones del año anterior hubo 3 sectores internos…

– (Jaroslavsky) Pero hoy no es la misma situación… Yo visité a casi todos los intendentes de la provincia. Cuando hicimos la interna el año pasado, nuestro desafío era el partido y pretendía ser la presidenta de la UCR y lo conversé con todos ellos. No significaba una cuestión personal, sino que me parecía que formaba parte de un proceso necesario y de las conversaciones que tuve, quedó muy en claro que los intendentes siguen siendo un pilar esencial en la estructuración del partido y del vínculo con el PRO y frente a esa realidad, era obvio que había que aceptar que el que condujera los destinos de la UCR, después de Pedro Galimberti, fuera nuevamente un intendente y me alegró mucho que sea Leandro Arribálzaga, porque es sumamente serio, una excelente persona, con quien se puede hablar y escuchar. En política es difícil encontrar hombres sobre todo, que escuchen. Pedro en tanto, me ayudó a entender por dónde venía este proceso, me mostró una realidad que no la tenía tan vista y el hecho que Leandro conduzca el destino de la UCR, era lo mejor…

– ¿Cómo definirían la relación con el PRO?

– (Jaroslavsky) El radicalismo es un partido político que tiene enorme diversidad, con diferentes posturas, pero la gran mayoría quiere seguir en Cambiemos y esta voluntad debe ser ratificada por el Congreso partidario, que tendrá que ser antes de fin de año, dependiendo también de cuándo el gobernador convocará a las elecciones, pero Bordet sigue jugando a las escondidas…

– Muchos sostienen que terminará siendo el ministro Rogelio Frigerio el candidato de Cambiemos…

– (Jaroslavsky) Si él quiere ir, tendrá que ir a las PASO… Frigerio, por consenso, no sé…

– (Arribálzaga) La UCR tiene muchas personas en condiciones de ser candidatos. Galimberti, Atilio Benedetti… y el PRO tendrá que elegir sus nombres. El 1 de octubre terminé siendo yo el elegido para ser presidente de la UCR provincial y 4 días antes ni estaba mi nombre en la grilla de partida. Los tiempos de la política son esos, por cualquier eventualidad, todo puede cambiar…

– ¿Creen que será inevitable la interna con el PRO?

– (Arribálzaga) Falta mucho, tiene que pasar lo del Congreso del partido… Y dependemos del gobernador, que va a ser quién diga cuándo van a ser las elecciones, porque hoy se habla que podrían llegar a hacerse en abril las PASO, pero falta el decreto del gobernador…

– (Galimberti) La competencia no es pareja en estas circunstancias. El gobernador Bordet, que va por la reelección, es quien va a definir qué hace, si la elección es al ratito o vamos hasta octubre. Por eso es importante y desde el punto de vista institucional, que en esto a la brevedad, se tome una decisión.

– ¿Está en sus planes ser candidato a gobernador…?

– (Galimberti) Me encantaría, pero a eso lo veremos después… Lo que sí está claro que la construcción política para el 2019 de Cambiemos será amplia, se va a consultar con los partidos que conforman el frente y entendemos por la importancia histórica, que el radicalismo va a tener sus precandidatos. Pero insisto, esta no es una construcción individual, no alcanza con esa voluntad que podamos tener, sino que necesitamos construir una alternativa que desde lo político sea fuerte, potente y que enamore a la gente. Estamos convencidos que se necesitan nuevos vientos para gobernar la provincia…

– ¿Creen que habrá injerencia desde el gobierno nacional en la interna de Cambiemos en Entre Ríos?

– (Jaroslavsky) El PRO, el año pasado, tenía una definición clara de no internas, pero creo que a esa posición la han modificado, se ve como una apertura a que se compita lo que se tenga que competir y eso habla bien de ellos también. Es lógico que si Macri va a ir por la reelección, la estructura que se genere va a pretender tener la mayor injerencia posible en los territorios, porque de eso va a depender su elección. Nosotros corremos con una ventaja, a mi juicio, frente al desdoblamiento de las elecciones, nos permite tener un programa de discusión y hablar con la sociedad entrerriana. Si la elección se adelanta, nos aleja del escenario nacional y podemos concentrarnos en un proyecto para Entre Ríos y eso me parece, en este momento, muy saludable…

– ¿Cuáles serán los primeros desafíos para la nueva conducción partidaria?

– (Arribálzaga) Como el año que viene será electoral, vamos a tener que trabajar en conjunto, con dirigentes, legisladores e ir marcando cuestiones en el gobierno provincial que afectan a los entrerrianos y trabajar la otra cuestión, con el afiliado…

– (Galimberti) Tenemos que ser la voz de los 65.000 afiliados y de los entrerrianos que consideran al radicalismo como una de las alternativas, para lo cual tendremos que acercarnos y trabajar con ellos. Y además, habrá que poner en posesión, antes de fin de año, a los presidentes de los comités departamentales…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here