Ardisana: “Somos pocos, pero estamos siempre unidos y hacemos que el club sea grande a la vez”

0
4

1427-FELICIANO-CLUB-SAN-ANTONIO-Marcelo-ArdisanaEl deporte más convocante en Feliciano es el fútbol y esto se ve reflejado en los 7 clubes existentes en la localidad y en el que tanto sus dirigentes y colaboradores, trabajan incansablemente para llevar adelante cada una de las instituciones.

Marcelo Ardisana, hace 10 años que encabeza la comisión directiva del Club San Antonio y en declaraciones a El Observador, comentó cómo es el trabajo que vienen realizando en la entidad. “Tenemos una gran cantidad de chicos que se han acercado al club y tras el mantenimiento y arreglos que hicimos en el predio, con el cerramiento de la cancha y la construcción de los vestuarios, salón y sanitarios para los árbitros, después de 40 años comenzamos a jugar de locales, ya que antes no contábamos con la estructura reglamentaria y adecuada. A pesar de que no tuvimos la suerte de otros clubes, como Atlético y Juventud que recibieron subsidios, las obras en el nuestro se concretaron con el trabajo en conjunto de los miembros y colaboradores, que permanentemente ayudan para acondicionar las instalaciones. Estamos en un barrio humilde y nuestro objetivo es la contención e inclusión de los chicos, que preferentemente se inclinan por el fútbol, aunque hay un grupo que los fines de semana está practicando vóley. Tenemos socios simbólicos y son más las personas que colaboran desinteresadamente en los diferentes eventos que realizamos, para solventar los gastos y poder participar en la Liga Felicianense de Fútbol, que en estos momentos con la primera encabezamos la tabla y tuve la suerte, como presidente de la institución, de consagrarnos 5 veces subcampeones” manifestó Ardisana destacando el trabajo que realizan, tanto el técnico del plantel mayor, Juan Reinoso, como los demás entrenadores y grupo de trabajo de las inferiores.

Cabe señalar que el equipo local participó y quedó eliminado el pasado sábado del Torneo Sub-17 de selecciones de ligas de Gualeguaychú, que incluyó a 15 planteles agrupados en 5 zonas de 3 grupos cada una, cuya ronda final se jugará en Colón.

“Somos pocos, pero estamos siempre unidos y hacemos que el club sea grande a la vez. Es una satisfacción enorme y un importante logro, estar jugando por primera vez con el 97% de los jugadores de la institución, donde hay únicamente dos refuerzos, lo que nos reconforta y significa que el trabajo que venimos realizando lo estamos haciendo bien, siempre pensando en el beneficio de los casi 200 chicos que entrenan en nuestro club”, remarcó el dirigente, quien es además edil del bloque del Frente para la Victoria en el Concejo Deliberante de la ciudad.

– ¿De qué manera afrontan los gastos en la institución?

– Hacemos venta de pollos cada 15 días para abonar los costos que demanda la liga y junto a otros colaboradores ponemos plata de nuestros bolsillos para solventar los gastos generales, comprar indumentaria, botines, elementos deportivos y recibimos también la ayuda del DT que es albañil para ciertos trabajos que se realizan en la entidad. Tratamos que los chicos jueguen con la vestimenta en buen estado y para eso contamos con el aporte de algunos comerciantes que nos han regalado equipos completos, que incluyen camisetas, pantalones y medias. Ellos ven la tarea diaria que realizamos, el compromiso que ponemos en esto y la responsabilidad que tenemos para mantener esta entidad deportiva con la documentación reglamentaria y tanto la personería jurídica como los balances económicos al día.

– ¿Cómo ve la organización de la liga?

– Está funcionando muy bien y hay buena gente integrando la Liga Felicianense de Fútbol, donde cada club tiene un delegado. Por supuesto que aparecen algunos inconvenientes, pero siempre está la buena predisposición de los dirigentes para buscar la solución más conveniente para todos. También se ha hablado de los adicionales policiales, que en cierta manera son bastantes altos y a pesar de que el municipio se hace cargo de dos uniformados cuando se juega de local, sumados a los demás gastos, en cierto modo es complicado juntar todo ese dinero en cada encuentro. Por suerte, me va bien con el negocio de venta de motos que tengo, lo que me permite colaborar con el club permanentemente, pero adelanto que es el último mandato como miembro en la comisión directiva. Seguiré acompañando y daré lugar a otros jóvenes dirigentes para que se sumen y continúen con los destinos, tanto deportivos como institucionales, de nuestro club.