Hasenkamp: Céparo habló sobre la temporada para Juventud Sarmiento

0
53

De cara al inicio del Torneo de la Liga de Paraná Campaña, los diferentes equipos afiliados, se fueron preparando para el gran debut que será este domingo 15 de abril y en los distintos estadios de la región.

En esta temporada del certamen el plantel del Club Deportivo y Cultural Juventud Sarmiento de Hasenkamp, se encuentra a cargo del reconocido entrenador cerritense, Rolando “Tato” Céparo, quien hace dos años que no dirigía, siendo el último equipo Arsenal de Viale, el cual en diálogo con El Observador destacó la incorporación de algunos refuerzos, señalando además que “hicimos una pretemporada bastante exigente, combinando la parte física con fútbol y con la idea de armar un grupo para llegar a tener un protagonismo suficiente y enfrentar de la mejor manera, este difícil torneo de Paraná Campaña. Fuimos armando un equipo competitivo y con gente de experiencia en el club”.

En cuanto al grupo de trabajo, el DT mencionó que se sumó el profesor Lautaro Bonzi, el masajista Darío Gervasoni y el ayudante de campo es Hernán Céparo, mientras que se realiza un trabajo conjunto con los coordinadores de las restantes categorías de la entidad deportiva.

Sobre la división de la competencia en dos zonas, Céparo manifestó que “se emparejó para bien, siempre se decía que la zona sur era más fuerte, pero hoy no hay excepciones y los equipos son muy competitivos y se prepararon cada uno para la clasificación. Siempre considero que los cambios si son para bien, bienvenidos sean y más si sirven para jerarquizar esta liga…”.

– ¿Qué objetivos les planteó a la dirigencia de Juventud?

– Presentamos un proyecto que es a dos años y por eso mi agradecimiento a cada uno de los integrantes de la institución, porque me abrieron las puertas, me tratan de la mejor manera y están confiando en el trabajo que empezamos tiempo atrás.

Bien es sabido que el fútbol chacarero es muy diferente al profesional y uno como entrenador tiene que manejar las exigencias que se le pide a cada jugador. Los chicos juegan por la camiseta en Sarmiento y por eso tienen que estar motivados y nuestro rol pasa por que nos interese más lo personal, más allá que se quiera lograr un equipo bien competitivo, pero sabiendo las limitaciones que se tiene. Hay distintas clases de trabajo en el ambiente chacarero, donde algunos jugadores durante el día en la tarea laboral tienen más exigencia que otros y ahí tiene que estar el entrenador para mantener una charla con cada uno de ellos y conocer su realidad diaria. Por eso también mi agradecimiento a ellos por el respeto y comportamiento que han tenido hasta ahora y el esfuerzo que vienen realizando para llegar preparados a esta nueva competencia.