Proyecto para que los jueces de Paz sean designados por Concurso

0
8

A través de un Proyecto de Ley presentado por el diputado Fuad Sosa (UCR-CAMBIEMOS), con el acompañamiento de sus pares Artusi, Monge, Lena y Kneeteman se busca que todos los jueces de Paz sean designados por concurso.

Por ello, el legislador autor de la propuesta explicó que “resulta ser que al día de hoy sólo acceden por concurso los jueces de Paz de las localidades cuyos Concejos Deliberantes delegan en el Consejo de la Magistratura la realización de un Concurso Público de Antecedentes y Oposición para confeccionar la terna de aspirantes que será remitida al Poder Ejecutivo Provincial para su designación.

En los demás casos, dada una vacante o la creación de un nuevo Juzgado el Concejo Deliberante de la localidad en cuestión con el voto de dos tercios de sus miembros puede designar en la terna a cualquier persona con el título de Abogado que cumpla con los requisitos formales que establece la Constitución Provincial sin ningún tipo de concurso ni examen teórico”.

Sobre la nueva propuesta Sosa indicó a El Observador a través de un comunicado que “con este proyecto de Ley, que reforma el inc. g del art. 95 de la Ley Orgánica de Municipios, lo que buscamos es que la selección de la terna se realice en base a un Concurso Público de Antecedentes y Oposición donde se evalúen los conocimientos teóricos y los antecedentes personales de los aspirantes, el desempeño en el Poder Judicial si lo tuviere, el ejercicio privado de la profesión, el desempeño en funciones públicas relevantes en el campo jurídico, como así también los antecedentes académicos, publicaciones, doctorados y postgrados.

De esta manera se garantiza un proceso de selección imparcial y transparente que impida que sea elegido por simpatía con los concejales o el poder de turno municipal, sin tener en cuenta sus conocimientos y formación, tan necesarios para desempeñar el cargo en cuestión.

Nuestra Constitución Provincial luego de la reforma del 2008 nos dio un claro mandato, que la Justicia de Paz sea letrada, con un objetivo: mejorar la calidad de estos Juzgados. No debemos agotar este mandato en lo formal, es decir, garantizando que los Jueces de Paz sean abogados, sino ir más allá, crear los mecanismos para que los letrados que accedan a ser Jueces de Paz estén preparados y sean seleccionados con la mayor objetividad e imparcialidad posible, respetando el Sistema Republicano y la división de poderes”.