Rusia: en lugar de suero, le inyectaron una sustancia para embalsamar cadáveres y murió

0
35

Una joven de 27 años tenía que someterse a una cirugía en un hospital de Rusia, pero murió por una grave negligencia de los profesionales que la asistieron durante su internación en el lugar. En un insólito error o descuido, en vez de inyectarle suero salino le pusieron una sustancia que se utiliza para embalsamar y preservar los cadáveres. Esa equivocación, al cabo de unas horas, le provocó la muerte.

Según el relato de sus familiares, Ekaterina Fedyaeva estaba internada en un hospital de Ulyanovsk (Rusia) para una cirugía sencilla de rutina, pero los médicos o las enfermeras se equivocaron de líquido y la “embalsamaron viva” con formaldehído, la sustancia que se usa para evitar la descomposición de un cuerpo sin vida, informó The Sun.

La joven pasó los dos días siguientes con fuertes temblores y convulsiones antes de entrar en coma. De acuerdo con lo denunciado por la familia Fedyaeva, nadie tomó medidas ante los primeros síntomas de la joven. Su estado de salud comenzó a desmejorar, por lo que el hospital decidió trasladarla a otro centro asistencial en Moscú para intentar salvarle la vida. Allí, Ekaterina despertó brevemente del coma, pero luego falleció por una falla orgánica múltiple. “Sabían muy bien que lavaron su cuerpo con un veneno y no hicieron nada para ayudar”, expresó la madre de la víctima, quien calificó a los médicos como “asesinos” tras el terrible desenlace fatal de su hija.

La desconsolada madre, que sepultó a su hija el sábado, manifestó: “No teníamos idea de que era formaldehído. Ahora entiendo que este líquido simplemente estaba erosionando su cuerpo desde adentro”. Hasta el momento el hospital no ha hecho declaraciones sobre la situación de la mujer que había ido a atenderse por una cirugía programada y sin mayores riesgos.

Las autoridades judiciales que ahora llevan el polémico caso tratarán de encontrar las responsabilidades correspondientes de los profesionales que atendieron a la joven. Y también deberán definir qué hacía esa sustancia en poder de los profesionales, ya que en el hospital no se llevan a cabo ese tipo de prácticas.

El embalsamamiento es una práctica que utiliza generalmente sustancias químicas, en especial resinas o bálsamos, y cuyo objetivo es preservar la integridad de los cadáveres, evitando su putrefacción.

Las referencias más antiguas de la práctica se remontan al antiguo Egipto, sin embargo, se ha descrito que la preservación de los cadáveres también se acostumbraba entre las culturas sudamericanas (particularmente en el caso de la cultura chinchorro, en el norte de Chile, la primera del mundo en momificar artificialmente a sus muertos, y también entre los incas en Perú) mediante diversos procesos y técnicas diferentes a las egipcias.