La provincia tendrá disponible 6 millones de dólares para afrontar las consecuencias del cambio climático

0
20

La Secretaría de Ambiente gestionó y consiguió la aprobación de fondos internacionales para desarrollar acciones y ejecutar obras de adaptación al cambio climático en ciudades vulnerables de la costa del río Uruguay. Entre Ríos recibirá un aporte no reembolsable de 6 millones de dólares.

En el marco de la estrategia provincial frente al cambio climático, la Secretaría de Ambiente de Entre Ríos coordina la Mesa Técnica Provincial e integra el equipo binacional de Argentina y Uruguay que lleva a cabo la formulación e implementación del proyecto regional de adaptación a dicho fenómeno en ciudades y ecosistemas costeros al río Uruguay.

En ese sentido, el organismo entrerriano viene trabajando en conjunto con vecinos y municipios de las localidades del cordón de la costa del Uruguay en la definición de líneas de acción y obras que se requieren en cada lugar, de acuerdo a sus características y necesidades.

En estos días el directorio del Fondo de Adaptación, que financia el proyecto, aprobó la nota de concepto presentada por Argentina y Uruguay, por lo que se espera que la provincia disponga de alrededor de 6 millones de dólares para atender los efectos del cambio climático, una vez que sea elevada la propuesta completa, con sus especificaciones técnicas. El proyecto prevé el abordaje de cuatro ejes: planificación territorial; gestión de riesgo y alerta temprana; reducción de vulnerabilidad social y protección de ecosistemas.

Esos cuatro ejes contienen distintas acciones a desarrollar en las ciudades de la costa del Uruguay para incorporar el enfoque de cambio climático en la planificación urbana, preservar ecosistemas y reservas naturales, y generar conciencia colectiva, incluyendo actividades de comunicación y educación para aumentar la resiliencia social y comunitaria. También se prevé la ejecución de obras en Colón, Concordia y Concepción del Uruguay.

En Concordia se realizará una obra de protección del borde costero, que incluye la toma de agua asociada a la planta potabilizadora. En Colón se ejecutará una obra de remediación y resignificación de un sector ribereño asociado al arroyo Artalaz para incrementar su uso social, cultural, recreativo y turístico. De modo similar, en Concepción del Uruguay se plantea transformar una zona verde inundable, vinculada a la nueva obra de defensa en ejecución, en reserva ambiental urbana destinada al uso y disfrute de toda la ciudad, evitando así la radicación de viviendas que resulten expuestas a fenómenos extremos como consecuencia de la variabilidad y el cambio del clima.