Spengler: “La conquista de los derechos de la mujer es producto de una lucha sostenida por años…”

0
162

La licenciada en Psicología y también presidenta de la Comisión Directiva de la Biblioteca Popular Genuina “Leandro N. Alem” de Aranguren, Melina Spengler, se refirió a la conmemoración por el Día Internacional de la Mujer, donde cada 8 de marzo nos “invita a la reflexión y al compromiso”.

En este sentido la profesional comentó que “si hacemos un poco de historia, en 1789 podemos situar la Revolución Francesa, con su conocido lema de ‘Libertad, Igualdad y Fraternidad’, lema que sin embargo no incluia a las mujeres como ciudadanas. La Revolución Industrial fue otro suceso que modificó la producción y la forma de vivir de muchas mujeres. New York fue una de las principales ciudades escenario de las luchas por los derechos de las mujeres. El 8 de marzo de 1857 se produce un paro y una protesta por salarios más dignos y mejores condiciones laborales. En la misma fecha, pero de 1908, en la misma ciudad tiene lugar otra manifestación en la cual más de 15.000 mujeres exigieron la reducción del horario laboral, aumento salarial, el derecho al voto y el fin del trabajo infantil. Será en 1975 cuando las Naciones Unidas conmemoran por primera vez el Día Internacional de la Mujer”.

A su vez, explicó que “en la actualidad, el Día de la Mujer tiene otras particularidades. Hoy, aparecen nuevos reclamos y algunas luchas aún se sostienen, sin soluciones todavía por parte del Estado. Este año, como ya ocurrió años anteriores, se convocó a un Paro Internacional de Mujeres, al cual se adhirieron más de 70 países. Este Paro llama a ‘parar el mundo’ como forma de exigir la plena igualdad de derechos y condiciones de vida.

En el centro de la escena aparece este año el reclamo por la legalización del aborto, un tema controvertido, en la medida en que el debate se plantea no desde la moral individual, sino desde la salud pública. Es decir, el aborto existe, es una problemática real y su criminalización y penalización no evita la interrupción de los embarazos, sino que empuja a las mujeres a la clandestinidad y con ello, en muchos casos, a la muerte. En este sentido las cifras son alarmantes y las mujeres más afectadas son aquellas de escasos recursos económicos y mayor vulnerabilidad social. El reclamo por el aborto legal viene de la mano del reclamo por la Ley de Educación Sexual en las escuelas, bajo el lema ‘educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir’. En el manifiesto de la huelga feminista de este 8M se denuncian, asimismo, las violencias cotidianas e invisibilizadas, con la exigencia a una sociedad más comprometida y a un Estado que implemente las políticas necesarias para que ‘ni una menos’ sea una posibilidad real. El mismo le dice ‘¡basta!’ a la opresión por las orientaciones e identidades sexuales, defendiendo la diversidad de género y la inclusión. Por último, la huelga laboral propuesta el 8M se rebela contra el sometimiento a condiciones laborales precarias, a sueldos menores a los percibidos por los hombres por igual trabajo, al denominado ‘techo de cristal’, a la discriminación salarial y al acoso laboral sufrido por las mujeres…. El feminismo como corriente de pensamiento apunta a la emancipación y al empoderamiento de la mujer en la sociedad, a través de la lucha por sus derechos, en condiciones de igualdad y libertad. Los hombres son llamados, por tanto, a ser parte de esta lucha, a ser feministas y rebelarse contra el sistema opresor patriarcal, del que ellos mismos terminan siendo víctimas…La conquista de los derechos de la mujer es producto de una lucha sostenida por años y, si bien existen grandes avances, aún queda mucho camino por andar. El calendario nos propone un día para celebrar la igualdad, pero contamos con 365 días para ponerla en práctica. Defender los derechos de la mujer no es ir en contra de los hombres, sólo es una lucha por un mundo más justo con igualdad de derechos y oportunidades”.