Nuevo mega operativo en barrios de Gualeguay

0
23

Un amplio procedimiento policial se llevaron a cabo en los barrios Plan Evita y Malvinas, donde una mujer fue detenida y se incautaron gran cantidad de celulares.

En un comunicado enviado a la redacción desde la Jefatura Departamental manifestaron: “Como ya les hemos contando en varias gacetillas de las múltiples agresiones que sufre el personal policial, ante el requerimiento de los buenos vecinos del Barrio Plan Evita, e Islas Malvinas, que se encuentran a merced de estos perjudicantes,  de las cuales no solo resultan móviles dañados, sino también los funcionarios policiales o algún ocasional transeúnte, como ha ocurrido más de una vez.

En cada oportunidad el personal ha sido atacado con todo tipo de elemento contundente (piedras, pedazos de escombro, bolillas, bolas de metal), las cuales con la fuerza del impulso se convierten en verdaderas armas letales,  incluso más de una vez se han oído disparos de arma de fuego, por lo que damos gracias a Dios que no haya ocurrido algo peor.

Conforme al punto crítico al que se ha llegado, lo que siempre se pone en conocimiento de la autoridad judicial en turno, y emprendiendo un trabajo conjunto con el Ministerio Público Fiscal, se ha decidido responsabilizar a los padres de los agresores ya que la mayoría se escuda tras la impunidad de la minoría de edad, como hemos visto que mandan y arengan a  los chicos sin saber seguramente el daño que están produciendo, los cuales cabe destacar que gracias a la nueva tecnología con que cuentan las patrullas han sido debidamente individualizados.

Por todo ello este viernes cuando aún el cielo se encontraba a oscuras unos cincuenta uniformados contando con el apoyo de personal de la Jefatura Departamental Tala y Victoria junto a los nuestros  partían desde esta hacia la zona conflictiva, muñidos de la respectiva habilitación judicial y ya con la orden de detención de una femenina de 47 años de edad que era una de las belicosas.

Una vez en el barrio y luego del ingreso simultáneo y con las precauciones del caso, a sabiendo que en muchas de esas viviendas podrían poseer armas de fuego y otros elementos peligrosos y máxime teniendo en cuanta los últimos hechos cometidos contra los uniformados y que son de público conocimiento, se dio inicio a cinco allanamientos simultáneos, los que llevaron más de tres horas de tenso trabajo y que dio como resultado una  femenina detenida, la que al cabo de unas horas ya había sido liberada, más de 25 teléfonos celulares secuestrados, y varios elementos que guardan interés con la causa investigada”.