Imputaron por abuso sexual al manager y miembro de una banda de cumbia pop de Nogoyá

0
77

La Justicia de Nogoyá imputó por el delito de abuso sexual reiterado al manager y miembro de una banda de cumbia pop de la ciudad.

El caso involucra a una nena de 12 años, cuyos padres llevaron el caso a Tribunales y aunque desde la Justicia sospechan que no sería el único y que este sujeto utilizaría la banda como “pantalla” para contactar chicas.

Según consignó UNO, el imputado es un personaje muy conocido en Nogoyá, milita en la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), pero su mayor exposición en los últimos tiempos viene dado por su pertenencia al grupo, donde la voz es una adolescente.

Los padres de una nena de 12 años fueron primero ante el defensor Oscar Rossi y el caso después derivó hacia el fiscal Federico Uriburu, de la Unidad Fiscal de Nogoyá.

La nena declaró en Cámara Gesell, pero negó cualquier hecho que pudiera configurar un delito. Vuelta a su casa, su madre le impuso una penitencia por haberse negado a hablar: le quitó el teléfono celular. Y con el teléfono celular en su poder, la mamá comenzó a indagar en los contactos y los chats.

Entonces, dio con las conversaciones grabadas entre su hija y el imputado y se espantó por el contenido. Hizo impresiones de pantalla y se las entregó a la Justicia que este martes allanó su vivienda particular. “Los chats indican eso, que hubo abuso reiterado”, dicen desde la Justicia de Nogoyá.

En el marco de la investigación penal preparatoria que ya se abrió, la Justicia ha dictado medidas restrictivas, donde el sujeto  tiene la prohibición de acercamiento y todo contacto con la menor y además el fiscal Federico Uriburu, de la Unidad Fiscal de Nogoyá, dispuso el allanamiento de su casa, la que fue librada por el titular del Juzgado Civil y Comercial de Nogoyá, Américo Daniel Luna, por cuanto el juez de Garantías, Gustavo Acosta, se excusó.

El fiscal Uriburu estima que podrían surgir más casos y se esperan novedades en el marco de la investigación judicial.

En forma paralela, el fiscal piensa reflotar una primera denuncia hecha en octubre de 2016, pero que luego se archivó.

En el allanamiento de este martes, secuestraron teléfonos celulares, tablets y equipos electrónicos, y en su mesa de luz -vive en la casa de su madre, aunque es padre de un nene de 6 años-, los oficiales que participaron del operativo hallaron un test de embarazo.