Arándanos: Bayá habló de exportaciones, “falta de competitividad”, proyectos y campañas

0
23

El presidente del Comité Argentino de Arándanos (ABC), Federico Bayá, valoró las campañas de difusión que se vienen realizando desde el año pasado para incrementar el consumo interno de este producto en el país y expresó que “la idea es hacerlo conocer y además, capacitar a las personas en cómo manejarlo. A veces uno pasa por fruterías o verdulerías y ve el producto al rayo del sol, cuando requiere de cuidados y temperaturas controladas”. Acotó que “dichas campañas vemos que está ayudando mucho, el producto está siendo más conocido a nivel nacional, que era lo que buscábamos”.

En diálogo con Jésica Roth, en “Diario 6”, el dirigente recordó que la producción de arándanos es relativamente nueva en Argentina, “ya que lleva unos 20 años en el país y que siempre fue pensada y diseñada para la exportación. Empezó en Buenos Aires y se extendió a Entre Ríos, Corrientes, Tucumán, Salta… Como tenemos un gran potencial y sabiendo que es un producto muy rico, fácil de comer, sano, con propiedades, en su momento dijimos: “Si estamos haciendo esfuerzos y llegando a mercados como el inglés o el chino, porqué no hacer conocer el producto a nivel local”.

Bayá contó que “las del arándano, son plantaciones que requieren de mucha inversión y es una actividad intensiva en cuanto a la mano de obra. Actualmente el sector ocupa unas 20.000 personas”. Remarcó que “las plantas pueden vivir 25 a 35 años, pero como hay variedades que van mejorando, el productor renueva su material genético para estar con la última tecnología y porque así lo exige el mercado. Hay universidades en Estados Unidos, España y otros países que generan nuevos genotipos y esos materiales se traen a Argentina y se van probando”.

– ¿Cómo están en cuanto a los costos de producción?

– A Argentina le cuesta mucho ser competitiva. Perú por ejemplo, que produce arándonos también, ya nos ha superado. Producen 40.000.000 de kilos y nosotros estamos en 20.000.000. Tenemos costos más altos que ellos, como los laborales…

 

Autorizan fungicidas    

 

Por su parte, la Asociación de Productores de Arándanos de la Mesopotamia Argentina informó que tras más de un año de intensas gestiones, el Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria autorizó el uso de varios tipos de fungicidas en la producción de arándanos. Entre los productos ahora habilitados, se encuentran dos que son los únicos permitidos por China para recibir la importación de esta fruta: Captan y Fenhexamid. Además de haberse habilitado el Clorotalonil y el Iprodione.

Para el presidente de APAMA, Alejandro Pannunzio, se trata “del mayor logro del sector en años, porque no solo amplía las herramientas para el mejor manejo de la sanidad de los cultivos, sino que también redundará en un ahorro en costos de producción para el sector que rondará el millón y medio de dólares”. La habilitación de SENASA ya se encuentra vigente y rige hasta el 31 de marzo de 2019, cuando deberá ser renovada. “Estamos completando los estudios para la habilitación definitiva”, detalló.

Según precisaron los productores, el ahorro en el costo de producción se debe a que ahora el sector puede aplicar otros fungicidas que tienen un costo mucho menor. Al respecto, Pannunzio indicó que “lo importante en un buen manejo agrícola es la mayor rotación de productos, que reducen la posibilidad de generar resistencias y logran mejores resultados con menores dosis. Antes podíamos aplicar menos productos que paradójicamente eran más caros, pero ahora con esta nueva normativa lo podremos hacer”.

La medida del SENASA cobra un impacto positivo de gran magnitud para la región, porque baja el costo de producción y aumenta la sanidad de las plantas, al mismo tiempo que mejora la competitividad regional y de la producción de arándanos de todo el país. “Celebramos haber conseguido avanzar en este trabajo articulado entre APAMA y el organismo nacional”, acotó el productor, quien sobre el presente del sector, señaló que “estamos con muchas expectativas de generar más valor de exportación y más puestos de trabajo. Esperamos seguir logrando las condiciones para que la producción local pueda ampliarse en los próximos años”.