Aquellos que alguna vez fueron Revelación en la Fiesta del Deporte

0
434

La Fiesta del Deporte en Crespo lleva más de 30 años ininterrumpidos, siendo una de las más añejas de la provincia y de las pocas que ha tenido esta marcada continuidad. Centenares de deportistas de diversas disciplinas pasaron por sus escenarios recibiendo las premiaciones tras una temporada exigente pero gratificante.

De la primera con más de 10 ternas, hasta la última con 36. Un crecimiento a la par del desarrollo deportivo de la pujante ciudad. Donde hubo espacios para el recuerdo, para aquellos que nos dejaron, para los mejores del año y también para las promesas.

Precisamente de lo último, en 18 oportunidades se efectuaron entregas a los Premios Revelación. Un reconocimiento para los jóvenes o pequeños valores que tuvieron una temporada admirable. Para ello se abre el archivo de El Observador donde aparece la primera entrega en el 2000. La basquetbolista Cecilia Abasto fue galardonada por su maravilloso año en el básquet, siendo jugadora de Selección Entrerriana y convocada para los equipos nacionales. En el 2001 Matías Zapata sorprendió con sus condiciones al jugar en la Primera de Patronato y convertirse en goleador de Liga. En la noche de la Fiesta, no estuvo ya que entrenaba en Necaxa de México.

Pasamos al 2002, donde apareció la pequeña figura de Carlos Dorato quien repitió en 2004, único en ganarlo dos veces. Ya la rompía en pelota paleta. En 2003 Noelia Buchholz fue elegida Revelación. Con 14 años se destacaba en vóley integrando los equipos campeones de Crespo Sub 14 y Sub 18 en la vieja AVIER. Incluso la Asociación la había premiado como mejor deportista de la temporada.

En 2005 apareció el nombre de Betsabé Páez, enorme promesa del atletismo crespense que se destacaba a corta edad. El pequeño rubio Joel Gassmann vivía un enorme 2006 en el karting y subía a recibir el galardón con su familia. Hoy, tras codearse con los mejores del TC Pista, correrá en el Turismo Nacional. Luego llegó el turno del vóley, donde Luis Cabrol se quedó con el premio en 2007 y Nahuel Leaniz en el 2008. Cachi es uno de los entrenadores de la Escuela Municipal, en tanto que Nahuel vive una nueva posibilidad como jugador en Paracao de Paraná, donde milita en la Liga Argentina A2.

Llegando al 2009 nos encontramos con Lucila Bussón quien por aquellos tiempos desparramaba talento en el polvo de ladrillo de las canchas de tenis. Ahora lo hace en el frontón o trinquete con la pelota paleta. Juan Pablo Folmer fue la Revelación del 2010 tras destacarse en el básquet integrando selecciones y ganando títulos. En aquel año la entrega de premios contó con la presencia de Gabriel Heinze. En el 2011 el tenis tuvo nuevamente a su representante con Franco Díaz, quien el año pasado vistiera la casaca de Cultural pero en fútbol.

El pequeño Eros Giménez era el elegido en 2012 tras vivir una buena temporada en el ajedrez. Oportunidad de la 25ª edición de la Fiesta, efectuada en el Club Unión con cena incluida. El vóley anotaba sus promesas en dos años seguidos: 2013 con Azul Holdstein y 2014 con Camila Stegmann, épocas gloriosas de la Escuela Municipal al mando de Mauro Holdstein. Actualmente Azul defiende los colores de Villa Dora en la Liga Argentina Femenina. En tanto Cami sigue ligada a la disciplina como entrenadora de la EMC, donde comparte la experiencia aprendida con las más chicas.

Manuel Robles aparecía en el 2015 en nombre del básquet. El presente lo encuentra como base titular de Unión en la Liga Provincial. La natación por primera vez inscribió una representante con Marianela Frickel quien sigue en la disciplina con notables resultados.

Para finalizar, los últimos capítulos de la celebración dejaron a Agostina Holzheier como Revelación en el 2017. A través del fútbol femenino sumaba solamente elogios. Campeonato con Unión, goleadora y presencia en un Torneo Nacional. El año pasado fue para Morena Giménez, la atleta crespense que entre otras cosas, se quedaba con la Medalla de Oro en los Juegos Nacionales Evita.

En la mayoría de los casos, aquellos pequeños deportistas siguieron ligados a la práctica activa. Incluso varios de ellos fueron posteriormente elegidos como Mejor Deportista, como sucedió con Carlos Dorato, Betsabé Páez, Lucila Bussón y Juan Pablo Folmer. Es decir que aquellas promesas, luego se transformaron en grandes realidades.

AQUÍ ESTÁN, ESTOS SON

 

Cecilia Abasto (básquet / 2000)

Matías Zapata (fútbol / 2001)

Carlos Dorato (paleta / 2002)

Noelia Buchholz (vóley / 2003)

Carlos Dorato (paleta / 2004)

Betsabé Páez (atletismo / 2005)

Joel Gassmann (karting / 2006)

Luis Cabrol (vóley / 2007)

Nahuel Leaniz (vóley / 2008)

Lucila Bussón (tenis / 2009)

Juan Pablo Folmer (básquet / 2010)

Franco Díaz (tenis / 2011)
Eros Giménez (ajedrez / 2012)

Azul Holdstein (vóley / 2013)

Camila Stegmann (vóley / 2014)

Manuel Robles (básquet / 2015)

Marianela Frickel (natación / 2016)

Agostina Holzheier (fútbol / 2017)

Morena Giménez (atletismo / 2018)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here