Esta semana se confirma la condena que tendrán los cordobeses acusados de robos en Crespo

0
2

acusadosEl miércoles 19 a las 18, el juez de Garantías Nº 2, Eduardo Ruhl, dará a conocer si homologa el acuerdo al que arribaron los fiscales Cristian Giunta y Melisa Saint Paul y el defensor particular Marcos Rodríguez Allende con el consentimiento de los 4 imputados en 2 hechos ocurridos en Crespo, el sábado 4 de julio, que involucró a 4 cordobeses y el sábado 20 de junio, en el que participó uno de ellos.

 

El juez se dirigió a Claudio Piras, de 25 años; Leandro Bombardieri, de 23 años; Jesús Namas, de 19 años; y Darío Bernardi, de 25 años y tras explicarles en qué consistía la modalidad de juicio abreviado y las consecuencias de incumplir las reglas de conducta que surgen de un acuerdo celebrado en el contexto de aquella modalidad, que implica la revocatoria de la condicionalidad y el cumplimiento efectivo de la pena, les dijo que “por Crespo ni se les ocurra pasar, mejor no vuelvan nunca” y añadió “es una localidad chica en donde todos se conocen, ustedes pasan el arco de ingreso y ya se sabe quién llega”.

 

El acuerdo comprendió la pena de tres años de prisión condicional para Darío Bernardi y Jesús Namas, que deberán observar reglas de conducta por el tiempo de la pena; y tres años y seis meses de cumplimiento efectivo para Leandro Bombardieri y Claudio Piras, puesto que ambos estaban cumpliendo sendas condenas al momento de ser detenidos en Paraná. El primero gozaba del beneficio de libertad condicional concedido por la Justicia cordobesa mientras cumplía siete años de prisión por el delito de Homicidio en ocasión de robo; mientras que el segundo estaba con libertad asistida, la que le fue otorgada en el contexto de una causa que se le sustanció por el delito de cohecho activo.

El juez, a pedido de la defensa concedió la libertad bajo caución juratoria a Bernardi y Namas. Los dos deberán cumplir con cinco normas de conducta, so pena de la revocación de la condicionalidad de la condena. Así, los beneficiados con la libertad ambulatoria mientras cumplen la condena deberán abstenerse de realizar actos molestos o perturbadores en perjuicio de las víctimas, por sí o por terceras personas y por cualquier medio, y tendrán prohibido acercarse a las víctimas en un radio de quinientos metros; no concurrir a lugares donde haya personas armadas; mantener los domicilios denunciados y en caso de modificarlos deberán informar inmediatamente a Fiscalía; no deberán cometer nuevos delitos; y no podrán consumir alcohol y estupefacientes en la vía pública. En cuanto a Bombardieri y Piras, que deberán cumplir sus penas en prisión, el magistrado ordenó su traslado a la Unidad Penal Nº 1 de Paraná, donde estarán alojados en cumplimiento de la prisión preventiva que el mismo juez dictó en el contexto de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), hasta que se lea la sentencia.

Entre los agravantes que tuvo en cuenta Fiscalía se destacó la periodicidad y la gravedad de los hechos que se les atribuyeron a los cuatro imputados, en tanto que en los atenuantes se mencionaron los problemas de adicción que sufren, la juventud y la situación socioeconómica que atraviesan.

Los sospechosos fueron detenidos el sábado 4 de julio a las 20.30 después de una “cinematográfica” persecución por las calles de Paraná, donde circularon en un VW Bora en contramano y violando todos los semáforos que cruzaron en su raid. Fueron aprehendidos después de intentar huir a pie, tras colisionar contra un Ford K en calle Yrigoyen. Uno de ellos, que fue apresado a dos cuadras del lugar del choque, llevaba varios elementos denunciados en los hechos en Crespo. En la huida, se desprendieron de un revólver de seis tiros y de un equipo de comunicación HT Motorola que tiraron en calle Churruarín. Los imputados habían perpetrado el robo en una casa de Crespo (familia Jacob), adonde ingresaron tres y el restante los esperaba fuera en el VW Bora. Huyeron con un cuantioso botín compuesto de alhajas de oro tras trenzarse en lucha con el propietario de la vivienda que los sorprendió in fraganti. El hecho que se le atribuyó a Bernardi consistió en que ingresó a una casa de Crespo, donde tras forzar la puerta trasera se apoderó de numerosos elementos, entre los que se encontraban varias joyas de oro, consignó El Diario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here