Ana Medrano: “La estabilidad docente lleva equilibrio al aula”

0
1

En diálogo con El Observador, la directora de la Escuela Secundaria de Jóvenes y Adultos (ESJA) de Lucas González, Ana Medrano, comentó sobre la actualidad del establecimiento del cual está a cargo, de las expectativas y de lo proyectado para este año.

“El inicio del ciclo lectivo fue fructífero desde varios puntos de vista; en primer lugar, la currícula de tercer año cambió y estamos con una nueva reestructuración en la escuela secundaria. Con esto se completa la reformulación de nuestro plan de estudio, lo cual significa que los chicos van a egresar como bachilleres con orientación en economía y administración. Por otra parte, la matrícula de ingresantes ha sido muy importante, no solamente a primer año, sino también a segundo y a tercero”. En este sentido, agregó: “Somos la única escuela secundaria de jóvenes y adultos en Lucas González, que además está en condiciones de emitir títulos”.

La ESJA comparte edificio con la Escuela Nº 9 “René Favaloro”, la primera utiliza algunas instalaciones durante la tarde y la noche mientras que la última lo hace por la mañana. Respecto a necesidades edilicias que puedan tener, Medrano explicó: “A corto plazo es posible que necesitemos el desdoblamiento del tercer año ya que tenemos una matrícula importante. Esto se haría para trabajar con más comodidad desde lo pedagógico y lo didáctico y eso implicaría por lo tanto, tener un aula más. En ese caso, se planteará la propuesta a la comunidad educativa de la Escuela Favaloro”.

Al ser consultada sobre los proyectos más importantes que tiene la institución, la directora aseveró que “estamos abocados a continuar con la reestructuración de la que te hice mensión al principio, porque eso significa realizar un cambio de asignaturas. Modificar contenidos, lo que implica un desafío para el personal docente. Se deben modificar las planificaciones, el modo de trabajo, entre otras cosas y es un gran reto para todos nosotros”.

Por último, se refirió a los objetivos que se planteó a nivel personal: “Queremos tener un comienzo de año lo más ordenado posible, ya que un cambio siempre implica movilidad en la escuela y hay que realizar titularizaciones para el personal, ya que la estabilidad docente lleva equilibrio al aula y se traslada al contacto con el alumno. Es la única manera de que la escuela funcione y se puedan ir planteando nuevos desafíos”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here