Álvarez Maldonado asegura que son buenas las perspectivas para el sector ganadero

0
3

DIGITAL CAMERAEl presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina, Gonzalo Álvarez Maldonado, en diálogo con El Observador, al hablar del presente del sector ganadero, recordó que “después de una pérdida de 10.000.000 de cabezas en 2009, hubo una recuperación del stock, que supera hoy los 51.000.000 de vacunos, que es obra y esfuerzo del productor. Casi sin ningún tipo de incentivo, ha ido apostando a la ganadería, pero en este sector, se necesitan 3 años de proceso, desde que el animal nace hasta que es consumido y exportado. No es como la agricultura, que en 6 meses ya se tienen los resultados. Es por eso que solicitamos al Estado y a los principales funcionarios del mismo, dejar de limitar las exportaciones de carne. Nosotros estamos convencidos que si de la producción total, el 80% va a consumo interno y el 20% restante a exportación, habría un buen precio para que todos los argentinos puedan consumirla y por otra parte, traeríamos las divisas que el país necesita. Esperemos que esas luces aparezcan antes del cambio de gobierno y en paralelo, vayamos trabajando con los nuevos hombres de la política. No interesa al partido al que pertenezcan, pero el campo necesita que le aflojen con las restricciones a las exportaciones y con las retenciones”.

El dirigente señaló que “en el mercado de la carne, en 2015, tenemos la posibilidad de llegar a Rusia con las carnes premiun, a lo que hay que sumarle la apertura del mercado chino. Hay que tener en cuenta que en octubre de 2011, el Instituto organizó la primera degustación de carnes argentinas en el último país nombrado y a los 12 meses, se hizo la primera actividad comercial, por lo que llevamos 2 años casi de exportación. Lo que solicitamos al Estado es más acompañamiento, porque cuando despierte el mercado asiático, será muy importante la demanda y vamos a tener que juntarnos con Uruguay y Brasil para poder abastecerlo. En China, tienen un régimen de cultura distinto y en ese marco, al consumo de la carne no la hacen como nosotros, sino en pequeños trozos, con vegetales y caldos” contó.

El máximo referente del IPCVA no dudó en afirmar que “el panorama futuro para la ganadería es promisorio y cuando no fue de ese modo, no fue por los precios internacionales, sino por políticas erradas. Cuando uno se equivoca es de hombría reconocerlo y cambiar de rumbo. Estoy convencido que las exportaciones no tienen que estar restringidas, ese el camino y ojalá seamos escuchados”.