Además de ratas, la Leptospirosis es transmitida por perros, vacas, cerdos, gatos y caballos

0
16

Esta semana se confirmaron otros 10 casos de Leptospirosis en Victoria y no se descarta que podría haber otros en la provincia. Ante la ola de casos de personas infectadas en Entre Ríos por la Leptospirosis, El Observador informará a sus lectores en aspectos tal vez desconocidos por la mayoría de esta enfermedad infecciosa producida por una bacteria llamada Leptospira Interrogans y sus diferentes variantes. La Leptospirosis, que infecta tanto a los animales como al hombre, es común en las ratas, pero también se ha detectado en vacas, caballos, cerdos, gatos y perros. Puede suceder que los animales infectados no muestren síntomas evidentes durante el análisis clínico, pero son capaces de eliminar las bacterias al ambiente a través de su orina. El ser humano corre riesgo de enfermarse de Leptospirosis cuando tiene contacto con aguas, alimentos o suelos contaminados con la orina de animales infectados con leptospiras. Este microorganismo puede entrar a un individuo por contacto directo a través de heridas en la piel, mediantes las mucosas o los ojos y al tomar agua o ingerir alimentos que lo contengan. Existen personas que tienen mayor riesgo de contagio, como los trabajadores de los arrozales, pescadores, cañeros, mataderos, cuidadores de animales y familias isleñas.

Cómo prevenirse

1- Eliminar la existencia de roedores. Evitar transitar por basurales a cielo abierto y no acumular restos de comidas, cartón, plásticos y latas en los patios, puesto que ciertas condiciones ambientales pueden atraer a las ratas y favorecer la proliferación de la bacteria.

2- Rellenar los terrenos bajos, donde puedan formarse cuerpos de aguas estancadas y procurar que los desagües cloacales estén entubados o cubiertos.

3- Evitar nadar o tomar contacto con lagunas, arroyos o espejos de agua que pudieran estar contaminados con la leptospira. Tampoco caminar descalzos en suelos húmedos, barrosos o inundados. En caso de salir de pesca o actividades similares, usar bota de hules o de tipo militar.

4- Asegurar que el ganado bovino, equino o porcino no tenga acceso a los puestos de agua de baño o consumo de personas, dado que la orina de estos animales es peligrosa, porque presentan una abundante cantidad de leptospira.

5- Clorar el agua para consumo humano cuando ésta no es potable. Cocinar bien los alimentos y si se trata de conservas, guardarlos en envases que no puedan ser penetrados por roedores.

4- Es indispensable el lavado de las manos antes de comer, utilizando agua y jabón. La higiene corporal impedirá que ésta y otras enfermedades se desarrollen.

5- Vacunar perros y otros animales domésticos. En el primer caso deben aplicarse cada 6 meses, utilizándose inoculantes con la variedad de leptospira que predomina en cada zona. En algunos países del mundo se ha implementan también campañas de vacunación en humanos, para grupos de riesgo.

6- Concurrir al médico inmediatamente ante la aparición de síntomas como fiebre, dolor de cabeza y muscular, escalofríos, conjuntivitis, náuseas, vómitos o diarrea. Algunos enfermos pueden no presentar síntomas en la primera etapa, pero si no es tratada a tiempo, puede dañar los riñones, el hígado, causar problemas respiratorios e inflamación de la membrana que cubre el cerebro (meningitis) y la médula espinal.

Cuando es detectado precozmente, el tratamiento se basa en el suministro de penicilina por vía oral durante los primeros 4 días. Para pacientes alérgicos a este antibiótico, la doxiciclina es la droga elegida. Además, son necesarios los estudios de laboratorio que permitan controlar permanentemente las alteraciones hemodinámicas (en sangre), el funcionamiento renal y otras medidas de soporte vital, como presión arterial, pulsaciones y temperatura corporal.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here