Adecco Argentina aconseja cómo causar una buena impresión en una entrevista laboral

0
1

entrevista2Al momento de enfrentar una entrevista laboral, el lenguaje corporal, la expresión oral y el contenido del diálogo es fundamental para causar una buena impresión. Por ello, Adecco Argentina, filial de la empresa líder en el mundo en consultoría integral en Recursos Humanos, presenta una serie de consejos para que ese encuentro decisivo sea todo un éxito.

 

En primer lugar, se considera que uno de los puntos más importantes a tener en cuenta es la manera en que nos expresamos: utilizar un lenguaje simple y medir las palabras; hablar en forma pausada y cuidar la comunicación verbal, intentando adaptarse al estilo de comunicación del entrevistador –que puede ser formal o informal-; encontrar un balance en la imagen adecuada que se quiera transmitir, expresando las opiniones personales sin hablar de más; y cuidar la comunicación no verbal, conteniendo el movimiento de las manos para poder demostrar seguridad y confianza personal.

 

Por otro lado, es importante expresar los deseos de conseguir el trabajo, ser sincero con lo que nos interesa y demostrar que uno es capaz de adaptarse al contexto, ya que es algo que un reclutador valora. Es vital prepararse previamente para ayudar a controlar los nervios: tener en claro los objetivos, la meta laboral y el rango salarial deseado; dejar de lado la negatividad; asumir que todos tenemos puntos fuertes y débiles; y no subestimar ni sobrevalorar a los demás o a uno mismo, para poder mostrarse como una persona justa y equitativa.

 

Si bien siempre es mejor establecer un contacto personal cara a cara ante un contacto cibernético, debido al universo tecnológico en el que estamos inmersos, muchas veces es más práctica esta segunda opción, ya sea por la distancia o la posibilidad de coordinar horarios más flexibles entre las personas participantes.

 

Por último, lo ideal es mantener el celular apagado durante la entrevista, ya que las distracciones pueden generar disgusto en el entrevistador, y utilizar un mail profesional en lugar de uno personal.