A un año de la sentencia: Tres argumentos de los abogados para pedir que revean la pena de Nahir Galarza

0
56

La Justicia revisará el fallo. Pretenden que descarten el agravante o que se atenúe la pena por considerar que la joven fue víctima de violencia de género.

Este jueves, a un año de la condena, la Cámara de Casación revisará el recurso presentado por los abogados de Nahir Galarza (20). Piden que revean el fallo y se la condene por un homicidio culposo (accidental) o simple tomando como atenuante que  la joven “fue víctima de violencia de género”. La audiencia será este jueves a las 17 en Concordia, Entre Ríos, y tendrán 30 días para decidir su futuro.

El 3 de julio de 2018 el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguaychú integrado por Mauricio Derudi, Arturo Dumón y Alicia Vivian, decidió por unanimidad condenar a Nahir por el delito de homicidio agravado por la relación de pareja que mantenía con Fernando Pastorizzo (20). La pena fue la más alta: la adolescente resultó condenada a perpetua por matar a su novio de dos disparos.

Hasta que la sentencia quede firme, Nahir cumple una prisión preventiva en la Unidad Penal Nº 6 Concepción Arenal de Paraná. Allí se aloja desde que terminó el juicio en su contra.

Los abogados de Nahir, José Ostolaza, Darío Germanier y Pablo Sotelo, insistirán, como lo hicieron durante el desarrollo del juicio, en la relación entre la acusada y Fernando Pastorizzo.

Como atenuante de la pena, intentaron probar que la joven era víctima de violencia de género y, de alguna manera, intentó defenderse la noche del crimen. Para el tribunal en primera instancia eso no estuvo probado, por eso lo descartaron. Ahora podrían reevaluar las pruebas y considerarlo.

Hasta ahora consideraron que no había pruebas suficientes ni testigos contundentes para establecer un vínculo atravesado por la violencia. La defensa de Nahir habló de tres hechos graves pero no hubo testigos presenciales ni elementos que les permitieran “establecer un contexto de violencia”, o al menos no lo entendieron como “debidamente probados”.

Mensajes de texto, twits y fotos en redes sociales estuvieron en debate durante el juicio.

Entre los fundamentos, los jueces determinaron que las denuncias que argumentó la defensa “carecen de eficacia probatoria para tener por acreditado que padeció violencia de género por parte de Pastorizzo, ya que los mismos aparecen como no creíbles, por ende, no susceptibles de ser considerados prueba para valorar los hechos que refiere”, indicaron.

En esta nueva instancia insistirán sobre este punto, uno de los más controversiales en el debate.

Otro de los argumentos de la defensa para cuestionar el fallo fue la posibilidad de que Nahir haya disparado por accidente contra Fernando. Esa posibilidad estaba basada en el relato inicial de la adolescente que dijo que el arma se le había disparado por error.

El tribunal en primera instancia desechó esa alternativa al destacar el relato de los peritos: la moto en la que iban con Fernando “no zigzagueó” como dijo Galarza. “El informe accidentológico demuestra que al caerse la moto estaba parada, que cae despacio sin derrape, frenada ni arrastre, lo que también pone en crisis los dichos”, argumentaron.

Además, la joven estudiante de psicología reconoció que el primer disparo contra Fernando fue por la espalda y el segundo en el pecho, cuando el joven ya estaba en el suelo. También descartaron que el arma pudiera dispararse sola porque “se trató de disparos direccionados”.

Sin embargo el tribunal de Casación puede valorar diferente las pruebas vigentes en el expediente y a eso apuntan los abogados de la familia Galarza.

Será difícil explicar por qué Nahir, después del hecho, se fue a su casa, durmió, le mandó mensajes de texto a Fernando y le mintió a la madre de Pastorizzo cuando la llamó preguntando si habían estado juntos la noche anterior.

Lo que nunca estuvo del todo claro, y podría poner el foco en la planificación, es quién llevó el arma al lugar de los hechos. Los defensores de Nahir apuestan que la chica sólo vestía un short y un top, que no tenía dónde ocultarla.

La última alternativa que tiene la defensa para disminuir la pena de Nahir es que en esta segunda instancia desestimen el agravante de la relación de pareja para que la joven sea acusada por “homicidio simple”, lo cual le permitiría disminuir la pena y contar con algunos beneficios de libertad anticipada.

Durante el juicio y en una de sus declaraciones, Nahir aseguró que Fernando no era su novio. Que ella se vinculaba con otras personas pero que “él insistía mucho” y por eso seguían viéndose con el correr de los años.

En primera instancia esos argumentos fueron descartados por algunos de los 104 mil mensajes de texto que intercambiaron durante el periodo que -se cree- fueron novios.

“Con absoluta certeza puede afirmarse que la vinculación existente entre Nahir Galarza y Fernando Pastorizzo, puede ser considerada relación de pareja en el sentido jurídico del término. Se encuentra certeramente comprobado que, entre ambos, existía una relación íntima y afectiva que rebasaba con holgura los límites de una relación de amistad”, argumentaron los jueces en su sentencia.

Pasada la instancia de Casación, la defensas todavía podría apelar al Supremo Tribunal de Justicia o a la Corte Suprema de Justicia aún bajo los mismos argumentos (Fuente: Clarín).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here