A. Spatzenkutter: Situación que atraviesa la actividad tambera en el orden local

0
1

1506-ALDEA SPATZENKUTTER-ROSKOPFEn el marco de la problemática situación que se está dando en el sector tambero, el único productor lechero de Aldea Spatzenkutter, Alberto Roskopf, dio su punto de vista en un diálogo con El Observador.

En este sentido se puede mencionar que por estos días la actividad tambera ha cobrado notoriedad debido a los reclamos del sector respecto de una problemática que se fue agudizando en los últimos años hasta llegar a la situación actual, donde la baja rentabilidad hace inviable el sostenimiento de los productores. Pero esta debacle,  se viene gestando desde varios años atrás, producto de políticas y circunstancias que se han encargado de aminorar a un sector de la producción, que mucho tiene que ver con el índice de población en el medio rural.

“Desde muy pequeño realicé esta actividad que era el sustento principal de mi familia, luego me hice cargo del tambo y hace aproximadamente 40 años que estoy al frente y puedo decir que pasamos por varias etapas, aunque no tan difícil como esta. Creo que las movilizaciones y los reclamos son justos, pero la solución va a llevar mucho tiempo, quizás ahora con todo esto se le preste más atención. Muchos tambos grandes están en situación de dejar la actividad, algunos debido a los costos y otros porque disponen de sus tierras para otro tipo de producción; pero los pequeños y medianos como yo debemos continuar. Por eso es necesario ajustar permanentemente los costos, ya que la relación entre estos y el precio del litro, da pérdidas y un productor como yo se mantiene porque en realidad al ser una actividad muy familiar, uno no tiene en cuenta las horas de trabajo que en tambos más grandes requiere de empleados. Además  tratamos de bajar los costos, sobre todo de alimentos y otras cosas como para hacer diferencia. Ojala se solucionen estos inconvenientes lo antes posible y de manera  definitiva y duradera, como para que exista incentivo en el sector” remarcó Roskopf.

Cabe señalar que en la aldea este sector que motorizaba la economía está casi desaparecido; en 50 años se contabilizaban alrededor de 25 tambos de mediana producción y el consiguiente éxodo de habitantes fue mermando la actividad y en la actualidad solo un establecimiento perduró en el tiempo con la producción lechera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here