A las mujeres “nos caracteriza la garra y no bajar los brazos ante las adversidades”, dijo Sofi Schell

0
23

La Primera A de fútbol femenino vive su receso hasta el 2 de febrero. UAI Urquiza, actual campeón defensor, domina el escenario en su zona de manera invicta y con una buena ventaja por encima de River, su único escolta.

Sofía Schell, defensora crespense del Furgón, pasó unas semanas en su ciudad y dialogó con El Observador. Repasó la brillante temporada, confió que la Copa Libertadores le dejó ganas de revancha y puso énfasis en el rol de la mujer dentro del deporte y la sociedad.

 

– Defienden el título y por el momento vienen por el buen camino.

– Sabemos que se viene una etapa del torneo difícil y van a ser partidos duros porque Boca, River, Lanús o Racing, son equipos que han crecido mucho. Gracias a Dios pasan esas cosas porque es más competitivo, uno siempre espera esos partidos para sentirse con ese nerviosismo. Nuestro plantel está bien, las chicas están trabajando en una dura pretemporada con la mente puesta en el objetivo.

– El 2018 ha sido espléndido. ¿Se sorprendieron a sí mismas por los resultados que fueron logrando?

– Queríamos empezar el 2018 con esa idea, tenemos un cuerpo técnico importante, un equipo bárbaro y poder entrenar con esas características, se hacen las cosas más fáciles. Si no tendríamos un grupo de personas que quieren seguir creciendo, no sería lo mismo. Estos resultados se basan mucho en la humildad que tenemos todas y podemos lograr grandes cosas.

Campeona de Primera en 2018, busca pelear otra vez el título

– Las finales tuvieron un marco extraordinario.

– Cuando salimos a la cancha quedamos maravilladas con la cantidad de gente y cuando vi a mis viejos, a mis sobrinos, a la familia que fue a alentar… eso no te lo olvidás en la vida. Quedé sorprendida porque siempre se habla que en el fútbol femenino nunca va nadie, los hombres dicen que no es muy bueno, pero habían muchos hombres, mucha gente y fue una hermosa final.

– ¿Qué sensaciones quedaron de la Copa Libertadores? Terminaron invictas, cerca de las semifinales, pero fueron perjudicadas.

– A nosotras nos quedó hambre de revancha, de querer volver y poder sobrepasar esa gente que hizo que nosotras no podamos ganar, porque fueron personas que nos complicaron. Pusimos todo y claramente teníamos el partido ganado, se había dado todo pero hay veces que al enfrentarse con el anfitrión, te juega en contra y lamentablemente quedamos afuera por fallos injustos pero con la frente en algo. Nos halagaron el juego bonito, hicimos un gran papel, no perdimos y estuvimos a la altura de la competencia más importante del continente. Ahora si queremos revancha, debemos ganar nuevamente la Liga, lo que no será nada sencillo.

Jugó la Copa Libertadores en Brasil.

– Cada vez que podés te das una vuelta por Crespo, te contactás con las chicas que juegan al fútbol en la zona…

– Sí, me llevó muy bien con las chicas de Unión de Crespo. Me sorprendió la invitación de la Liga Diamantina para compartir una clínica, fui y pasamos un lindo momento. También en Juventud Sarmiento de Hasenkamp, gente muy humilde que hace todo a pulmón, de donde me llamaron para ser la madrina del club. Veo esas cosas y se me pone la piel de gallina porque nunca pensé hacer algo así. Cuando era chica, siempre quise tener una mujer futbolista que me aconsejara y no pudo ser. Por eso está bueno compartir experiencias y que la mujer se vaya ganando su lugar. Tenemos un gran año y podemos luchar por grandes cosas, se abren puertas importantes en el deporte y lo fundamental es el sacrificio que haga cada una para llegar donde quiere llegar. Una vez ahí tampoco es fácil mantenerse, el fútbol femenino todavía sigue siendo amateur. Hoy me reflejo en cada una de ellas. Sufrí mucho de chica y lo que me gané es por mí y por la familia; sé que si pude en un ambiente mucho más machista que ahora, hoy pueden existir más oportunidades. A Buenos Aires continuamente van jugadoras del interior, en sí somos el 70% de chicas de otras provincias. Está en cada una llegar y algo que nos caracteriza es la garra y no bajar los brazos ante las adversidades que siempre aparecen.

– ¿Qué deseo deportivo tenés para el 2019?

– Consolidar cosas en el grupo y salir campeón nuevamente. Queremos revancha en la Libertadores. Pero también deseo que la mujer pueda saltar esa barrera, necesitamos que sea un gran año para todas.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here