A 65 años del nacimiento de una Liga alimentada por la pasión de los pueblos

El 13 de mayo de 1953 se concretó un viejo anhelo de aquel grupo de dirigentes y jugadores que buscaban darle un sentido organizativo a la pasión del fútbol. Aquel día se selló para siempre el nacimiento de una institución que le ha dado vida a uno de los campeonatos más atractivos de la provincia: La Liga de Paraná Campaña.

Las primeras reuniones que desembocaron en aquel momento, se dieron en Hasenkamp a principios de 1953 en el marco de un torneo relámpago al que acudieron todas las entidades que practicaban el deporte en la región. “Ahí se habló de formar una Liga. Y como el campeonato a su vez no terminó ese domingo, quedaron las semifinales y final para el siguiente, cada delegado se llevó la propuesta de la fundación a su club y que durante la semana hicieran un análisis interno para traer algo más o menos definido a la segunda reunión del domingo siguiente. En esa nueva ocasión la gente de María Grande (Atlético y Litoral) propusieron como presidente a Manuel Rotman, una muy buena persona”, recordó Carlos Rodríguez, jugador y dirigente de Atlético Hasenkamp, en el libro Tierra de Pasiones, donde se brinda un pormenorizado material sobre toda la historia de la LFPC.

Antes de la fundación se efectuaron un par de reuniones previas en la casa de Salomón Galperín en María Grande, para definir cada uno de los puntos. El nacimiento se selló en el actual Cine Rez de María Grande, al frente del Reloj Municipal. Allí Rotman mencionó el nombre de Carlos Peralta para que ocupe el cargo de secretario.

Siete fueron los clubes que le dieron vida a la LFPC: Atlético María Grande, Litoral de María Grande, Atlético Hasenkamp, Unión Las Garzas, Atlético Hernandarias, Independiente FBC de Hernandarias y Deportivo Tuyango de Piedras Blancas. El primer certamen se jugó a dos ruedas y el campeón fue el Rojo mariagrandense.

 

Hipólito Godoy, hombre de Independiente de Hernandarias, también recordó aquellos primeros pasos para la creación de la LFPC. “Antes de la Liga Paraná Campaña hubo otra que llegó hasta el año 1941. Después seguimos jugando torneos relámpagos que se disputaban los domingos, hasta con 20 clubes, por lo que el certamen no terminaba y había que continuarlo la semana siguiente. Fue en Hasenkamp cuando estábamos jugando uno de esos campeonatos donde nos encontramos con Manuel Rotman. Él siempre añoraba la Liga cuando él jugaba en la década del ’30, siempre hablaba de la posibilidad de fundar una, pero parecía remoto. Me preguntó qué me parecía la idea y convocamos a los clubes, yo lo llamé Cocco de Hernandarias, que era delegado nuestro, hijo de quien fue presidente del club (Dr. Federico Cocco). Nos reunimos y quedamos para el siguiente domingo volver a conversar entre todos los clubes. Se convocó a un posterior encuentro en María Grande. Se hizo en la casa de Salomón Galperín. Un caso curioso es que uno de los clubes más modestos (como Unión de Las Garzas) fue el fundador. Y uno de los impulsores más grandes junto con Rotman, fue el presidente de esa entidad, Bartolomé Batisti. Cuando se formó la primera Comisión Directiva fue unánime la decisión de que Rotman sea el presidente porque él había encabezado todo ese movimiento”.

Integrantes de la Primera Comisión Directiva.

Primera Comisión: Presidente: Manuel Rotman. Vicepresidente: Bartolomé Batisti. Secretario: Carlos Justo Peralta. Prosecretario: José Sola. Tesorero: Amadeo Retamal. Protesorero: Hipólito Godoy. Vocales: Carlos Rodríguez, Antonio Lemos, Enrique Martínez, José De Mercurio y Miguel Ruíz Moreno.

 

Los presidentes: Manuel Rotman (1953/55), Juan Alberto Cantero (1955/56, 1965/70), Alejandro Kempel (1960/65, 1971/75), Pedro Font (1956/60, 1975/77, 1978/79), Julio Hermoso (1977/78), Carlos Aimone (1979/81), Paz Primax (1981/82), Santiago Rezett (1982/actualidad).

 

El principal mentor: Que Manuel Rotman haya sido el primer presidente liguista, no es una casualidad tal como manifestaran sus pares de aquellos tiempos. El principal impulsor de la actual Liga, tuvo una relación directa con la ciudad de Crespo donde supo vivir con sus padres y donde también se destacó como arquero defendiendo la camiseta de Ferrocarril.

“Proveniente de una familia de inmigrantes judíos de Rusia, sus padres se radicaron en Crespo. Don José Rotman, su papá, era conocido popularmente como Yanini. Su madre se llamaba Raquel Frenkel. La cercanía de la casa con la cancha de Ferrocarril puede haber sido un factor gravitante en el interés que Manuel puso de muy joven por el fútbol. Él fue el primer gran arquero de la población, uno de los mejores de toda su historia. En 1929 se trasladó a María Grande y pasó a integrar el Club Atlético. Tenía 21 años. En 1943 dejó la práctica activa con 35 años y comenzó a volcar su experiencia como director técnico y dirigente. Sus cualidades morales, humanas y sus conocimientos lograron el reconocimiento de todos los dirigentes de pueblos vecinos. Una prueba de ello es que fue elegido presidente de la Liga de Paraná Campaña en 1953. Falleció el 19 de junio de 1968. No sólo el pueblo de María Grande lloró su ausencia, sus amigos de toda la región lo sintieron”, se lo evoca en el libro de la historia del deporte crespense.

Fotos y datos: «Tierra de Pasiones», Héctor Zalazar y archivo El Observador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.