“El riego es algo estratégico para la provincia y para el país”, aseguró el gobernador

0
4

El gobernador Sergio Urribarri se reunió este viernes con el vicepresidente en ejercicio de la presidencia, Amado Boudou, por quien fue citado a su pedido para abordar una agenda de temas, entre ellos el uso estratégico del agua. En tal sentido, el mandatario anunció la creación de la Secretaría del Agua en la provincia. También dialogaron sobre la radicación de dos nuevas industrias en Entre Ríos: una para la producción de equipos de riego y otra para la fabricación de caños plásticos.

 

“El agua es un asunto altamente estratégico para la provincia y estoy convencido de que también para el país. Estamos tratando de generar la sensibilización en la provincia y en la región sobre el tema para generar las herramientas necesarias para poner bajo riego nuestra agricultura. De eso halamos con el vicepresidente en ejercicio de la presidencia, quien se mostró muy receptivo, ya que se trata de una variante más de la política de la Presidenta Cristina Fernández de darle más valor a la producción primaria”, relató a la prensa este viernes el gobernador Sergio Urribarri, tras la reunión que mantuvo con el vicepresidente.

 

“Con Boudou hablamos del problema de las sequías recurrentes y de cómo encontrar las maneras de atemperar esos fenómenos. Yo creo que un país de base agrícola como la Argentina debe hacer un esfuerzo deliberado en la sustentabilidad de la fuente de la producción que en este caso es la tierra”, dijo Urribarri.

 

“Por tal motivo le hemos comunicado al vicepresidente nuestra decisión respecto de la creación de una Secretaría del Agua como una respuesta institucional a esos asuntos estratégicos y la encargada de darle fuerza a esta decisión: vamos a elevar el agua hasta cotas que permitan la disponibilidad de agua superficial para miles de campos productivos y vamos a instrumentar las herramientas financieras e impositivas para facilitar e inducir a que efectivamente el productor incorpore sistemas de riego eficientes que lleven el agua a la semilla”, anunció el mandatario.

 

También dijo que “la realización de la infraestructura, la regulación de uso y de impacto ambiental y la administración de las herramientas financieras e impositivas es algo de una complejidad importante que amerita un área específica dentro del Estado”.

 

Indicó además que la Secretaria del Agua “debe ser la génesis de un Instituto del Agua al que imagino como un ente técnico profesional autárquico y de amplia participación de las instituciones que nuclean a los productores y sus organismos técnicos, también de las universidades y de la red de servicios agrícolas”.

 

“Un campo bajo riego produce más, genera más valor por hectárea y por eso vale más. Eso es negocio para el dueño del campo, para el que trabaja el campo, para el país que exporta más, para los trabajadores que trabajan más y para la provincia, que puede apropiar parte de ese mayor valor por la vía de impuestos genuinos para aplicarlo a sus fines. Por eso, generar este nuevo escenario es una responsabilidad del Estado y descarto el apoyo de las organizaciones de productores y de los productores particulares a esta iniciativa y a todas las que vayan surgiendo para fortalecer y darle sustentabilidad a nuestra economía”, indicó el mandatario.

 

“La sequía deberá ser en poco años un mal recuerdo para el campo entrerriano, y en esos pocos años nuestro campo habrá dado, sobre la base de la incorporación del riego, un salto tecnológico que nos ubicará en otro nivel en el contexto de la región”, señaló y dijo que “Argentina es un país en el que se están desarrollando proyectos de riego a gran escala en zonas desérticas. Que Entre Ríos, la provincia del país con mayor disponibilidad de agua tenga problemas con la sequía, debería ser algo inadmisible. Pero además es una medida de lo que nuestra producción y nuestra provincia pueden crecer, porque con riego la agricultura toma otra escala”, remarcó.

 

Precisó el gobernador que esta labor ya se viene concretando con tres proyectos, como son el de Mandisoví Chico, que se va a licitar en no más de 60 días; el de Villa del Rosario, que ya está en obra; y el acueducto La Paz-Estacas, “además de otros tantos que vendrán en los próximos meses”. Agregó que esta decisión “denota la firme convicción que tengo de que hay que desarrollar y aumentar las obras de riego en Entre Ríos para lograr mayor producción y más previsibilidad”.

 

El gobernador indicó que también le informó a Boudou sobre la radicación de otras dos industrias en la provincia. Una para la producción de equipos de riego y otra para la fabricación de caños para la industria hidrocarburífera.

 

“Dialogamos también con Boudou sobre la radicación de dos industrias, lo que tiene que ver con la generación de trabajo decente y con darle valor agregado a la producción primaria. Una es de equipos de riego, que se está radicando en la ciudad de Paraná; y la otra con una fábrica de caños plásticos para el uso de la industria hidrocarburífera. Los dos proyectos, que están muy encaminados y definidos, necesitan de algunos trámites que yo haga como gobernador de la provincia y es por eso que estuve hablando hoy con Amado Boudou de esa cuestión”, detalló el mandatario.

 

Recalcó finalmente el fruto del trabajo conjunto con el gobierno nacional. “Como lo hemos hecho desde el primer día de nuestra gestión anterior, trabajamos en conjunto por el desarrollo y el crecimiento de Entre Ríos. Además, para evitar el éxodo de los jóvenes de la provincia, como ya lo hemos hecho, y para que muchos vuelvan. De esta manera, y con la generación de puestos de trabajo decente, se logra el objetivo”, completó Urribarri.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here